El Nuevo Herald (Estados Unidos), K. Burbach y B. McCombs, 19.03.2015

El hermano del líder encarcelado de una secta poligámica ha pedido el doble de agua del que disponen las instalaciones del grupo en Dakota del Sur, lo que ha provocado preocupaciones entre los vecinos y las autoridades policiales sobre la posible llegada de más miembros que han sido desplazados de su sede en la frontera entre Utah y Arizona.

Seth Jeffs, hermano del encarcelado Warren Jeffs, dijo a las autoridades que miembros de la United Order of South Dakota (Orden Unida de Dakota del Sur), un fideicomiso de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Últimos Dias (FLDS), que necesita más agua para sus jardines, huertos y animales en la propiedad de casi 57 hectáreas (140 acres), ubicada a unos 80 kilómetros (30 millas) de Mount Rushmore.

Con pocos detalles a la mano, a lo que se une la problemática historia del grupo —Warren Jeffs y otros líderes de la iglesia han sido declarados culpables de agredir sexualmente a niñas menores de edad— algunos vecinos y funcionarios policiales temen que el éxodo de otras regiones convierta a la esta localidad remota de Black Hills en un hogar atractivo.

«Sabemos lo que sucede ahí y no queremos que aumente la actividad», escribió Linda Van Dyke Kilcoin, una de varios vecinos que presentaron solicitudes para intervenir en la solicitud de agua del grupo. «En Dakota del Sur respetamos a nuestras niñas».

Aunque Seth Jeffs se declaró culpable en 2006 de albergar a su entonces fugitivo hermano, no enfrentó acusación alguna de abuso sexual. Y autoridades de Dakota del Sur señalan que los miembros locales de la FLDS, una rama radical del mormonismo, nunca han tenido problemas con la ley allí. Seth Jeffs declinó hacer declaraciones a The Associated Press, pero varios vecinos dijeron en enero a un periódico local que «no se está construyendo más» en las instalaciones del grupo y que los miembros «sólo necesitan más agua».

El grupo ha dicho que unas 75 personas vivan en las instalaciones de Dakota del Sur, según un reporte sobre agua potable de 2014 presentado ante el estado. El complejo, rodeado por una cerca, fue adquirido hace aproximadamente un decenio. Con un valor impositivo de 5,3 millones de dólares, está protegido de la vista por pinos a lo largo de una carretera de gravilla que lo atraviesa. El complejo está formado por varios edificios, incluidas siete grandes residencias por un total de 4.645 metros cuadrados (50.000 pies cuadrados), una capilla y escuela, un invernadero y varias instalaciones agrícolas.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article15366320.html#storylink=cpy