La Nación (Colombia), 6.09.2012

Un hombre dedicado al oficio de chamán fue capturado por el CTI de la Fiscalía en Pitalito. Una mujer lo acusa de haberla violado.

La nación

Las autoridades capturaron en Pitalito a un hombre conocido en el mundo de los chamanes como “el indio Córdoba del Perú”, fue capturado, tras  la denuncia que interpuso una mujer que lo señala de haberla accedido sexualmente valiéndose de artimañas y usando bebedizos.

Las autoridades lo acusan del delito de acceso carnal abusivo con persona en estado de indefensión.

La  fiscalía ya había ordenado y ejecutado el pasado viernes a las 3 y 30 de la tarde el allanamiento de un inmueble ubicado en la calle sexta, número 1A – 32 del barrio Agua Blanca de Pitalito, donde no solo se produjo la retención del hombre identificado como Tobías Córdoba Gaviria, sino  la incautación de varios alimentos (vitaminas) y medicamentos sin el registro oficial del INVIMA.

La historia

Según las autoridades una joven paciente del  “indio Córdoba del Perú”, residente en el corregimiento de Bruselas, acudió en compañía de su señora madre al “consultorio” del chamán para recibir atención, por quebrantos de salud.

Fue entonces cuando Córdoba Gaviria, le sugirió a su joven paciente, que debía volver nuevamente a consulta pero sola, porque según él, ella estaba sufriendo de “una cosa muy rara”.

La ingenua joven efectivamente volvió dos días después, esperó su turno hasta que fue llamada a “consulta privada” con el supuesto especialista en enfermedades misteriosas.

Según el relato de la Fiscalía, Córdoba Gaviria, le habló entonces de la necesidad de sacarle “ese mal” que ella estaba padeciendo, insistiéndole que tenía que tener relaciones con “un capricorniano” porque era la única manera de expulsarle  ese tormento, y que para eso……le insistió, necesitaba un capricorniano….y que él, era un capricorniano.

Ante la sorpresa de semejante propuesta y asustada por la incómoda situación, la joven paciente trató de huir del lugar, pero el hombre la tomó por la fuerza y no la dejó salir.

La adormeció

Fue entonces cuando Córdoba Gaviria entró a forcejear con su paciente y utilizó una sustancia que ahora será materia de investigación, la adormeció y procedió a cometer el aberrante caso de acceso carnal abusivo.

De hallársele culpabilidad, según el juez de turno, “el Indio Córdoba del Perú” quien se desempeñaba como médico homeópata, botánico Kirpal y especialista en enfermedades misteriosas, le esperan de 12 a 20 años de cárcel; con el agravante que si le comprueban que para la comisión de su fechoría utilizó sustancias prohibidas, la pena por el delito que se le imputa podría elevarse a 30 años de prisión sin beneficio de excarcelación.

La audiencia de legalización de captura de Tobías Córdoba Gaviria, se cumplió en el palacio de justicia de la ciudad de Pitalito. El hombre fue recluido en la cárcel de ese municipio.