Radio HC (Panamá), 6.12.2020

El Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá expulsó a Estados Unidos a varios miembros de la extraña secta Carbon Nation, por considerarlos un riesgo y amenaza a la seguridad nacional.

Entre ellos figura el líder del grupo, Eligio Lee Bishop, quien se autotitula Mesías y Dios, y junto a varios de sus seguidores fue echado antes de Nicaragua y Costa Rica por problemas migratorios, aseveró a la prensa Jorge Miranda, director general de la Policía panameña.

El SNM coordina y analiza la salida del país de los 14 miembros restantes del culto, que desde hace algún tiempo vivían en un residencial de lujo conocido como Altos de María, en el corregimiento de Sorá, al oeste de esta capital, cuyas fotos publicadas en redes sociales permitió la localización del grupo integrado por afroestadounidenses. Una investigación de la nicaragüense La nueva radio Ya, señaló que el líder se hace llamar Natureboy y publicó un video en Youtube donde rechaza el baño, la poligamia, el nudismo, y promueve la dieta vegetariana; también se ha proclamado el Mesías que liderará a una nueva generación con quienes comparte su conocimiento divino.

Al parecer promueve conceptos aberrantes sobre las relaciones sexuales, llama esposas a las mujeres que integran el colectivo, a quienes maltrata físicamente como parte de una suerte de culto satánico, a la vez que dicta catecismo sobre una presunta relación de la Naturaleza, las personas negras y Dios, representado en él mismo.

Para llegar a ser parte de su grupo, los miembros se obligan a abandonar su familia y entregar al líder dinero en efectivo, tarjetas de créditos y claves de acceso a la banca electrónica personal, por lo que publicación sugiere un proceso de estafa, porque de acuerdo a las redes sociales, Bishop administró mal los fondos de hasta 300 mil dólares en menos de un año.

Según la radio nica, el presunto líder religioso de 37 años predica la supremacía de los hombres negros y descubrió que en su pasado era un stripper homosexual, actor de películas pornográficas interracial, además de que Estados Unidos lanzó una alerta internacional para su captura por delitos sexuales contra menores de edad.