AFP (España), Álvaro Villalobos y Daniel Bosque, 26.09.2020

La película georgiana “Beginning”, un sobrecogedor drama sobre el fanatismo religioso y el deseo, fue este sábado la gran triunfadora en el Festival de Cine de San Sebastián, que también reconoció como mejor filme latino a “Sin señas particulares”, de la mexicana Fernanda Valadez.

Calificada como “una revelación” por el presidente del jurado, el italiano Luca Guadagnino, “Beginning” se alzó con la Concha de Oro a la mejor película, y también con los premios a mejor dirección, mejor actriz y mejor guión.

La directora debutante y coguionista Dea Kulumbegashvili, de 34 años y formada en la Universidad de Columbia, cautivó con esta historia rodada en las profundidades de su Georgia natal.

Su protagonista es Yana (Ia Sukhitashvili, Concha de Plata a la mejor actriz), esposa del líder de una comunidad de Testigos de Jehová que, al verse atacada por un grupo de extremistas, ve desmoronarse su mundo y debe lidiar con sus frustraciones y sus deseos.

La película, sembrada de planos largos, combina escenas de gran belleza natural con momentos atroces, como la violación de Yana.

Una historia sobre “la condición humana” y protagonizada por una mujer que “en la narrativa clásica habría sido considerada un personaje secundario, por ser ‘la mujer de'”, tal como explicó Kulumbegashvili en San Sebastián al presentar su cinta.