Panamá América (Panamá), Melquiades Vásquez, 16.06.2020

Josué González logró salir hasta la comunidad de Río Luis, para informar a las autoridades que en la iglesia de la comunidad había más de 30 personas que estaban amarradas, golpeadas, heridas, y privadas de libertad por parte de presuntos miembros de una secta que realiza presuntos exorcismos.

González, abatido y llorando, exigía ver a sus familiares, manifestó que “en la iglesia estaban encerrados su esposa, su pequeño hijo de dos años, sus hermanos y primos”.

Desesperadamente pide que alguien haga algo por las personas que están allí encerradas, y aseguró que “les están haciendo daño, los están maltratando, golpeándolos, con el fin de que se arrepientan de los pecados que tienen”.

González dijo que nadie sabe de dónde salieron esos presuntos pastores.

“No he dormido ni comido de la desesperación al no saber nada de los míos”, sentenció González.

Por su parte, Marcelino Rodríguez, residente del área, aseguró que al centro de salud llegó un joven golpeado y maltratado, quien logró escapar de los actos de los presuntos pastores.’

Pidió que las autoridades policiales hagan algo por las personas que en estos momentos “están secuestradas”.

En tanto, el cacique regional, Evangelisto Santos, dijo que habían unas 30 personas, entre ancianos y niños, con los presuntos pastores y dijo estar desesperado por la situación que se ha generado en el área de la comarca y por ello hizo las denuncias correspondientes.

Se informó que unas siete personas lograron salir de la comunidad de Altos del Terrón, hasta Río Luis, en Santa Fe.

Investigación

Se pudo conocer que en horas de la tarde de este martes se desplazó un contingente policial que acompañaba a varios funcionarios del Ministerio Público de la provincia de Bocas del Toro.

 

 

Al recibir las denuncias, el Ministerio Público investigará los hechos ocurridos en la comunidad de Santa Catalina, en la comarca Ngäbe Buglé.

Además, las autoridades tienen que esclarecer en el lugar de los hechos si hay alguna víctima fatal, ya que esta es una versión que se ha dado a conocer, pero que no ha podido ser confirmada.

El lunes se denunció que varias personas fueron trasladadas al hospital Luis “Chicho” Fábrega, con quemaduras en la boca y la lengua, además de varios golpes por presuntos actos de exorcismo.

De acuerdo con los médicos del centro hospitalario, la condición de estas personas es sumamente delicada.