Diario Cambio (México), 11.05.2020

Paren las prensas, como se dice en el argot periodístico: en plena pandemia ya debutó el bloque antibarbosista que se agrupa en el denominado Partido de la Ayahuasca que dirige la Suprema Sacerdotisa Paola Migoya.

El Partido de la Ayahuasca -su dirigente es aficionada a los viajes psicodélicos que propicia ese brebaje, disfrazados de crecimiento espiritual- se organiza para disputar alcaldías, el Congreso y las 15 diputaciones federales en 2021.

Sus integrantes no tienen identidad programática. Sólo los une el resentimiento de la pérdida de privilegios y la búsqueda de nuevos.

Sólo tienen un defecto: son enanos liliputienses, carentes de arrastre social y sí abundantes de desprestigio. Carecen de voz, foros, y son capaces de ir hasta a una barbacoa en Totimehuacán.

Se dice que la Suprema Sacerdotisa hace tiempo “se quedó en el viaje” que ahora comparte con su Príncipe Consorte Fernando Manzanilla, también conocido como el traidor profesional.

Juntos, Migoya y Manzanilla, han construido una alianza que traspasa el tiempo, cosmogonías y alucinaciones, aprovechando que el exsecretario de Gobernación recientemente firmó su divorcio.

El Partido de la Ayahuasca se expresa a través de Futuro 21, una asociación civil que dirige Shenkaya, el nombre psicodélico de Paola Migoya cuando se toma su brebaje que la conduce al misticismo espiritual. Daría risa, pero la incorporación del bro Fer le dio sabor al caldo.

Resulta que Shenkaya Migoya y su Príncipe Consorte Manzanilla convocaron al foro “Diálogos para reconstruir Puebla” que se realizó de forma virtual y al que acudieron -casi- todos los enemigos del barbosismo.

Se presentaron como “Líderes empresariales, de partidos, senadores, diputados, rectores y líderes de opinión denunciaron este jueves que el Gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador y el estatal de Miguel Barbosa Huerta se han visto rebasados por la pandemia, razón por la cual presentaron diversas propuestas y exigieron medidas específicas”, según el boletín publicado en e-consulta.com

¿Quiénes son esos líderes empresariales, de partidos, senadores, diputados, rectores y líderes de opinión, además de la Suprema Sacerdotisa y su Príncipe consorte Manzanilla?

Fernando Treviño, el abogado que dirige Coparmex y recibió condonaciones fiscales de Moreno Valle.

Genoveva Huerta, la dirigente estatal del PAN investigada por la compra masiva de bienes inmuebles.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, el desnorteado presidente del CCE que no picha ni cacha.

El ultra súper desprestigiado Javier Lozano Alarcón, al que la Coparmex nacional contrató y despidió el mismo día, sólo por mencionar su último escándalo.

El hijo fracasado de Melquiades Morales, Fernando Morales Martínez.

Nadien Navarro, a la que año y medio como senadora no le ha reflejado convertirse en Nadia. Esa, la del partido del huachicol.

Nancy de la Sierra, la ¿todavía? esposa del corruptazo JJ, investigada por enriquecimiento ilícito.

Miguel Ángel de la Rosa, carne de cañón del morenovallismo en el PRD y ahora mendigante profesional.

José Mata Temoltzin, empleado de los pedófilos y violadores Legionarios de Cristo.

Y si faltare brillo, el moderador de tan destacado evento que removió conciencias fue… Víctor Cabrera. Sí, el de Víctor Cabrera noticias (risas grabadas). ¿Esos son los líderes de opinión?

Sólo faltó bro Euk, pero desde el patio de San Miguel no pudo comunicarse.

Con estos cuadros, el Partido de la Ayahuasca no califica al Mundial, aunque sí podrán tomar sus deliciosos calditos psicotrópicos preparados y sazonados por Shenkaya Migoya.