El País (España), 7.04.2020

La relación entre Marta Luisa de Noruega y el chamán Durek Verret suma una polémica tras otra. Y en tiempos de coronavirus no iba a ser menos. La actual pareja de la princesa ha asegurado en un programa de televisión británico que predijo la actual pandemia en su libro Spirit Hacking, que publicó el año pasado. “Cuando escribí el libro hablé con diferentes editoriales y les dije que tenía que salir a la venta antes de 2020. Tenía que salir antes del apagón”, un término que usa el chamán para describir este periodo de crisis sanitaria.

Verret intervino en This Morning, de la cadena ITV, para ofrecer algunos consejos en estos días de confinamiento. “Necesitamos comenzar a cuidar la Tierra, cuidarnos a nosotros mismos, cuidar a los animales”, acciones que considera necesarias para “salir del narcisismo y darse cuenta de lo que es importante”.

El novio de Marta Luisa de Noruega fue entrevistado por videollamada desde su casa de California. Allí aseguró estar muy ocupado durante las últimas semanas: “Estoy hablando con personas todo el día, haciendo curaciones alrededor del mundo”. La incertidumbre entre sus clientes —es el guía espiritual de celebridades como Gwyneth Paltrow, Nina Dobrev y Selma Blair— ha provocado que estos le llamen continuamente para aprender “cómo estar en sus hogares con sus esposos o cómo convertirse en profesores de sus hijos” mientras los colegios permanecen cerrados, según el relato del chamán.

Sus palabras en televisión han sido vistas rápidamente como un intento por promocionar su libro en estos momentos difíciles. Cathrine Krøger, crítica literaria noruega, ha desmentido que Verret vaticinara los desastres causados por la Covid-19 en las páginas de su publicación: “El libro es demasiado indefinido como para afirmar que había previsto algo. Todos los libros de ese género, una especie de mezcla de profecía cristiana del fin del mundo, fantasía y charlatanismo, hablan de una especie de tiempo final”. A este comentario también se ha sumado Ingeborg Senneset, periodista noruega, que ha calificado al chamán de “oportunista desvergonzado” y ha añadido: “No hay nada de malo en ganar dinero con consejos o trabajo, como hacen los médicos y los periodistas. Lo incorrecto es sacar provecho de falsas promesas, mentiras o engaños”.

No es la primera vez que la pareja de la princesa hace unas declaraciones similares. En 2011 afirmó haber presagiado los atentados terroristas del 11-S, además de otras polémicas como supuestamente curar el cáncer o haber conocido a Marta Luisa de Noruega en otra vida anterior: “Tengo recuerdos de nosotros en Egipto en los que ella era mi reina y yo, un faraón”.

Su relación no es bien vista por el pueblo noruego y han tenido algún que otro conflicto con la corona. El pasado mes de agosto, la hija del rey Harald dejó de usar el título de princesa en sus actividades comerciales tras una gira de conferencias bajo el nombre de La princesa y el chamán. “Últimamente ha habido muchas discusiones sobre mi uso del título en un contexto comercial. El hecho de que lo usara en el título de mi gira fue un error y lo siento. Las críticas son algo que me he tomado en serio y, en colaboración con mi familia, hemos decidido que es mejor que hagamos algunos cambios”, anunció Marta Luisa en un comunicado. “Utilizaré el título de princesa cuando represente a la casa real, pero de ahora en adelante no lo usaré en un contexto comercial. Es decir, en todos los contextos comerciales solo seré Marta Luisa”, explicó.