Vanitatis (España), R. Riaño, 7.04.2020

En plena pandemia, Rama X, el rey de Tailandia, no ha querido renunciar a sus habituales escapadas a Europa. La semana pasada saltó a la luz la increíble noticia de que, cuando todo el turismo estaba restringido por la pandemia, él logró alojarse en un hotel de Alemania, en un moderno complejo deportivo de invierno de Garmisch-Partenkirchen, con todo su harén.

El hotel fue cerrado al público, pero Rama X y una veintena de mujeres permanecen allí y disfrutan de un modo de vida desenfadado. Algunos testigos aseguraron haber visto al rey acompañado de algunas mujeres montando en bicicleta por los alrededores.

Esta actitud resultó tan indignante que los tailandeses, a pesar del riesgo que corren de sufrir hasta 15 años de pena de cárcel por criticar al rey o a su familia, no dudaron en hacerlo a través de redes sociales. En apenas 24 horas, un hashtag que se podría traducir como #porquénecesitamosunrey se convirtió en trending topic y fue usado por más de un millón de personas.

Ahora, Andrew MacGregor Mardhall, un periodista británico que vive en Australia, ha llevado a cabo una investigación, cuyos resultados han sido recogidos por medios como Royal Stories o Telegraaf.nl, y que arrojan luz sobre lo que realmente estaría sucediendo en el cuarto piso de este hotel.

Las revelaciones hechas por Andrew MacGregor Mardhall ponen los pelos de punta. Según las fuentes del reportero, algunas mujeres son drogadas y puestas a merced del rey de Tailandia en una habitación llamada “la sala de los placeres” . Además, asegura que las amantes del soberano sufrirían una presión psicológica similar a la de los miembros de una secta.

Para constituir su harén, Rama X, obsesionado con el género femenino tal y como afirmó su propia madre, escogería ante todo a chicas jóvenes, según señala el periodista. Son mujeres que se alistan en el ejército con la esperanza de ser vistas por el soberano, algunas incluso alentadas por sus propias familias, que ven en ello una oportunidad de ascender socialmente y de enriquecerse.

Una vez vistas, estas jóvenes entran en un regimiento especial de la fuerza aérea llamado Servicio Aéreo Especial (SAS). Cambian su nombre y todas adoptan el mismo: Sirivajirabhakdi. Esto es lo que ocurrió, por ejemplo, con Niramon Ounprom, apodada Koi. Esta joven enfermera, presentada oficialmente en el verano de 2019 por Rama X, fue ascendiendo de rango antes de convertirse en la favorita del rey y en general del ejército de Tailandia. Desafortunadamente para ella, en octubre del mismo año, el monarca la repudió.

Algunos periodistas han desvelado en redes sociales varios datos sobre las jóvenes supuestamente pertenecientes al harén del rey . Apuntan que todas llevan el famoso apellido y tienen la misma apariencia: cabello muy corto al estilo bob. Todas estas concubinas usan, además, el mismo colgante , un medio corazón que Maha Vajiralongkorn les ofrece cuando entran al SAS.

Tras estas sorprendentes revelaciones, el propio Andrew MacGregor Mardhall asegura que según diversas fuentes, el rey de Tailandia se siente profundamente molesto con las informaciones que ha desvelado sobre él.