El Comercio (Brasil), 20.01.2020

La Justicia de Brasil condenó este lunes 20 de enero del 2020 a 40 años de prisión al médium Joao Teixeira de Faria, conocido como Joao de Deus, por crímenes sexuales cometidos contra cinco mujeres durante sesiones en su centro espiritual, en la segunda sentencia que recibe por el mismo tipo de delito.

La sentencia es la tercera proferida contra el médium y la segunda por delitos sexuales, después de que la jueza del caso, Rosangela Rodrigues, la misma que emitió el fallo de este lunes, lo había condenado el pasado 19 de diciembre a 19 años y cuatro meses de prisión por violación cometida contra otras cuatro mujeres.

La primera condena contra el médium, por cuatro años de reclusión, fue anunciada en septiembre por porte ilegal de armas de fuego. Según un comunicado de este lunes del Tribunal de Justicia del Estado de Goiás (centro), las penas contra el famoso vidente suman 63 años y cuatro meses de reclusión y por el caso mantenerse en “sigilo de Justicia” no fueron revelados los nombres de las víctimas presentados por el Ministerio Público (Fiscalía). “En la dosimetría penal, la magistrada consideró el atenuante de la edad del reo, que está con 77 años. Sin embargo, ese factor fue compensado por el agravante: él cometió la violencia sexual en virtud de su oficio, bajo el argumento de ministerio de la fe”, apuntó el comunicado. Los crímenes fueron cometidos en la ciudad de Abadiania, en el estado de Goias (centro) entre 2011 y 2017.

El curandero, de 77 años y uno de los más famosos de Brasil, está recluido en una cárcel de la región metropolitana de Goiania, la capital de Goias, hace poco más de un año, tras ser acusado de haber cometido abusos sexuales contra al menos 335 mujeres. Joao de Deus responde a otras diez acusaciones por delitos sexuales, una por falsedad ideológica y una por corrupción, además de ya haber sido condenado por posesión ilegal de armas el pasado noviembre. Según indicó Rodrigues, los próximos juicios no deberán obedecer al mismo orden cronológico de denuncias recibidas, ya que muchas de las víctimas residen en otros estados y deben prestar sus declaraciones a distancia, lo que alarga el proceso.

Las primeras denuncias sobre los abusos cometidos por el médium en su “hospital espiritual”, donde desde 1976 realizaba “curas milagrosas” y “cirugías psíquicas”, salieron a la luz el 7 de diciembre de 2018, gracias al testimonio de una docena de mujeres a diferentes medios de comunicación de Globo, el mayor grupo audiovisual del país. Días después, el Ministerio Público montó un grupo especial de trabajo para investigar las denuncias contra Joao de Deus. En menos de una semana, los fiscales recabaron los testimonios de más de 350 mujeres brasileñas y de otros seis países que afirmaron haber sido violadas o acosadas por el médium. Los fiscales a cargo del caso aseguran que este es uno de los mayores escándalos de abuso sexual jamás registrado en Brasil.

Desde el inicio de las investigaciones, el Ministerio Público del estado de Goias ya recibió cerca de 320 denuncias de mujeres que dicen haber sido víctimas de Joao de Deus. De estas, 194 han presentado una denuncia formal hasta finales de 2019.