Tribuna (Argentina), Gonzalo J Acosta, 5.09.2019

Gary Bernard Chicoine Piper, alias Dadaji, Baba Kalki, Rudra Chakrin, “El Heredero”, nacido en 1942 en Billings, Montana, Estados Unidos el día 21 de Mayo. Edad 77 años. Actualmente retirado y dirigiendo una secta internacional de alcance global. Políglota: habla al menos el idioma inglés, español, alemán y sueco. Poco se sabe de sus primeros años fuera de lo que relata en sus sitios web. Asegura ser una suerte de genio con alto coeficiente intelectual y gran maestro espiritual. Experimenta (siempre según él) espontáneamente estados alterados desde la más tierna edad. Suma a esto experiencias extrañas, incluyendo un diálogo con Dios. Asegura que a los 16 años escribió a Auroville, hogar de Aurobindo Ghose, gurú indio que hablaba del yoga más allá de los yogas tradicionales y el logro de la inmortalidad física, una de las ambiciones de Chicoine. Asegura haber ido a la guerra de Vietnam, posiblemente poco después de terminar la secundaria. No se sabe si como voluntario o por servicio compulsivo. Acuso de esta experiencia estrés post-traumatico y posiblemente hasta heridas. Durante los siguientes años poco se sabe. Asegura tener un título universitario, aparentemente en psiquiatría. Dice que parte de sus escritos fueron utilizados por terceros como base de teorías hoy comprobadas.

Alrededor de los 35 años empieza su actividad como líder de secta. Aparentemente en ese ínterin realizo todo tipo de prácticas espirituales y peregrinajes a diversos lugares del mundo, incluyendo uno a India donde asegura haber conocido a un “Siddha Guru” que lo inició. Este sería uno de varios que menciona solapadamente o insinúa haber conocido. Estos incluyen personajes como Xoxonapo (mencionado por Carlos Castaneda en sus libros), Padmasambhava (que según él es el mismo Xoxonapo, un guru nacido hace mil años que llevo el budismo a Tíbet), gurúes secretos no especificados y Agastya Muni, un guru que la tradición asegura que tiene 50,000 años y que Chicoine dice que es originalmente de Sirio B (el planeta), lugar donde ahora viviría.

Su actividad como líder de secta fue inusual: en lugar de crear un culto de personalidad al principio intentó apoderarse de cultos ya constituidos. Al menos tres diferentes recibieron misivas de Chicoine donde él aseguraba ser la reencarnación de Shiva (una de las principales deidades de culto hinduistas), un Gurú avanzado de la Hermandad Sarmoung (orden secreta que da origen al cuarto camino de Gurdjieff y otros) y/o similares. Uno de ellos fue la Self-Realization Fellowship (creada por Paramahansa Yogananda a principios del siglo XX). Otro fue en India. En ambos casos sus afirmaciones fueron mayoritariamente desestimadas y sus pretensiones rechazadas. En el tercer caso, una secta del cuarto camino en Gran Bretaña, tuvo éxito. La secta había perdido a su líder y se encontraba carente de un liderazgo firme. Una de las personas que fue parte de las reuniones iniciales cuenta que fue a los Estados Unidos y fue recibido por Chicoine sin que el lo supiera. Lo llevo a su casa, donde su esposa dijo que se encontraba en el campo. Lo llevo a un circulo chamanico que tenia y le pregunto que necesitaba, para la sorpresa y enfado del visitante, que tenia toda la impresión que Chicoine era de ascendencia nativo americana. En lugar de eso se encontró con un blanco obeso que, suponía, era una suerte de ayudante o discípulo. Asegura que aparte de misivas y reuniones de rigor realizó “milagros conmovedores” con los cuales logró convencer a los responsables de que era el líder que buscaban o necesitaban. Se divorcia en EEUU y se casa en Gran Bretaña para lograr la residencia al tiempo de que se hace cargo de la secta. Parte de los miembros rechazan el nuevo liderazgo, entre ellos la propia viuda del líder anterior. Un investigador privado es puesto por los disidentes en el caso. Un juego de presiones donde Chicoine amenaza con abandonar todo e iniciar acciones legales por haberlo hecho mudar a Gran Bretaña termina con la expulsión de los disidentes y la autoridad absoluta de Gary sobre los destinos de la secta. Anthony Blake en su sitio web describe a Chicoine como un “villano” que manipula a la gente para separarla sus los bienes y controlar sus órganos sexuales. Las propiedades de la secta también son absorbidas por Gary. Luego de varios años Chicoine anuncia que su “experimento social” sobre la secta fracaso, reniega públicamente de sus afirmaciones anteriores y cierra la secta, solo para seguir sosteniéndolas en privado.

Por décadas Chicoine y su familia se vuelcan al sector privado con una empresa consultora de alto perfil que tiene entre otros clientes a petroleras. Simultáneamente continúa con su actividad sectaria ya en forma privada en Escocia. Por esos tiempos se mantienen fuera del ojo público. Hace aproximadamente 15 años empieza a volcar en sus sitios web escritos espirituales, artículos, un blog y esporádicamente formas de contactarse con el. De a ratos pone entradas chocantes o impresionantes y ocasionalmente cierra su sitio web o lo borra de Internet, aparentemente cuando este llama mucho la atención. El último de estos episodios hablaba de una “reunión de inmortales” en su casa en Suecia que tuvo un par de asistentes. Poco después su sitio desapareció de Internet por un tiempo y ese y otros artículos desaparecieron. Por la razón que sea, no quiere publicidad. En sus extensos y numerosos artículos insinúa tener toda clase de poderes psíquicos, contactos extraterrestres, contactos con personas notables de los ambientes espirituales y sociales y con el propio Dios. Asegura ser virtualmente la máxima autoridad espiritual del planeta de al menos tres tradiciones espirituales y el avatar de la era anunciado por las escrituras, al tiempo que asegura que su realización o iluminación supera en grado a casi todos los maestros espirituales del mundo. Asegura haber sido el guru secreto de Osho, Jiddu Krishnamurti y muchos otros más. También asegura ser el actual regente o rey de Shambhala, el mítico reino que varias tradiciones aseguran que alberga una civilización avanzada oculta. De los extraterrestres escribe profusamente, asegurando conocer el idioma de ellos (aUI), haber estado en otros planetas y tratar o haber tratado con ellos constantemente. Escribió incluso una novela junto con otro autor sobre un grupo de personas trabajando con el gobierno para contactarse con civilizaciones avanzadas. Ese título se puede encontrar en Amazon (Cosmic Horizon 1, 2 y 3). Asegura que su actual arreglo es similar a una organización de inteligencia, a la cual designa DIA (Divine Intelligence Agency) y el mismo en más de una oportunidad se siente o trata como un espía, indudablemente por la naturaleza clandestina de sus operaciones, de las cuales poco se sabe.

Chicoine no tiene seguidores públicos y muy pocos acusan haber tratado con el. Entre ellos hay autores, terapeutas/maestros espirituales y algunos curiosos. Es evidente que todos ellos tienen instrucciones tácitas o directas de ser discretos o no hablar al respecto. El número de seguidores/discípulos que tiene es difícil de determinar pero fácilmente se pueden contar por decenas hasta cientos del grueso de los países del mundo, inclusive Argentina. No son más porque Chicoine hace gala de rechazar al grueso de las personas que lo buscan aduciendo que son “indignos” o que “no están preparados”. De hecho uno de sus artículos se titula “El cerebro humano no puede lidiar con la realidad”, artículo en el cual justifica su postura de que sus enseñanzas no son asimilables para el grueso de la humanidad. Se vende como un Gurú muy estricto y chocante como metodología de enseñanza. En la práctica no tiene mayor diferencia con la media de los gurúes del planeta, con la salvedad de la información que ofrece.

En una pseudo-entrevista cuando le preguntan qué opinaría sobre su persona si fuera otro se describe a sí mismo de la siguiente manera:

“Este tipo está completamente demente o tan más allá que está más allá de la comprensión humana ordinaria. Ahora, como el planeta y la humanidad están tan perdidos, deberíamos examinar a este tipo antes de que sea tarde. Aunque no sea exactamente lo que dice es una enorme provocación que probablemente necesitamos para nuestro proceso de aprendizaje. Es muy barato y fácil solo ignorarlo sin mirar el tipo de preguntas y temas que pone sobre la mesa. Yo, por ejemplo, no conozco seguido a alguien con su conocimiento y la variedad de visiones de la condición humana. ¡Si no es Dios, debería serlo!”

Actualmente se ofrece como maestro a todo aquel que le interese aprender el yoga de la inmortalidad, lo que el denomina “el Camino de Caminos” que el enseña. Una amalgama que incluye vías chamanicas de diversos puntos del planeta (Norte, Centro y Sudamérica y Nordicas principalmente), yogas de distintas vertientes incluyendo el budismo tibetano, yoga hindú, zen en sus diversas expresiones, taoísmo y sufismo y conocimientos de otras fuentes.

Este es, a grandes rasgos, el dossier de Gary Chicoine. En sus propias palabras debería ser examinado antes de que sea tarde. Evidentemente quiere la atención. Tal es el sentido de este articulo. Por estos días no son novedad escuchar sobre arreglos de secta con lideres corruptos y manipuladores. La novedad en este caso es el discurso. ¿Como es posible que este hombre no sea noticia en ninguna parte? Y la otra pregunta, tal vez mas relevante, es porque de pronto es noticia en Argentina, cuando su vida pasa por Europa y Estados Unidos. Simple: Su secta también hace de las suyas en nuestro país. Al menos uno de sus miembros salio en los medios mas de una vez.