La felicidad también se vende

By | 2018-04-11T17:52:26+00:00 11 abril, 2018|Miscelánea|

Libre Mercado (España), Elena Berberana, 11.04.2018

No sólo se estudia, la felicidad también se vende. La alegría espiritual, el bienestar psicológico y la paz mental se han convertido en el Santo Grial de nuestra era. Un tesoro abstracto que es codiciado en la sociedad industrial desarrollada. Miles de nuevos creyentes acuden a “Escuelas de la felicidad”, asisten a cursos de meditación y mindfulness, van de conferencia en conferencia y compran libros de autoayuda en busca de “la salvación personal”.

Asistimos al nacimiento de una nueva religión que trae consigo sus propios gurús prometiendo una vida llena de gozo y júbilo, sin estrés, sin ansiedad y sin miedo. Arrastran con ellos a millones de adeptos que siguen a pies juntillas sus iluminadores mensajes. Lo que no queda tan claro es si realmente funcionan estas recetas mágicas o, por el contrario, es dinero tirado a la basura. Una cosa es evidente, y es la incuestionable alta rentabilidad económica que tiene la venta de manuales prácticos para llegar a la tierra prometida.

Bien lo sabe la élite profesional dedicada a motivar al público. Hasta 15.000 creyentes se congregan para ver una conferencia de Deepack Chopra, el doctor hindú de moda en Estados Unidos. Predica el pensamiento positivo desde la década de los 80 y llega a cobrar por charla hasta 10.000 dólares. Sin embargo, es difícil averiguar cuán de fructífero resulta para el bolsillo de los ponentes las charlas que ofrecen porque ninguno habla de sus honorarios.

Ronda Byrne, autora de El Secreto, ha llegado a facturar más de 200 millones de dólares con una idea muy simple: “Puedes atraer lo que desees con el pensamiento. El universo se encargará de que se cumpla tu sueño”. Institutos de negocios americanos lo estudian ya como uno de los más brillantes productos comerciales del siglo XXI. Analizan su éxito rotundo en el globo terráqueo y la influencia que ha tenido desde que en 2006 se desvelara ese “secreto” para sortear la adversidad. En la actualidad, el libro se ha convertido en la gallina de los huevos de oro de Byrne, vendiendo más de 10 millones de ejemplares. No sabemos si a sus fans les ha surtido efecto la fórmula sobre “cómo atraer el dinero”, pero a Byrnela le ha acercado al Edén, multiplicando los dígitos de su cuenta bancaria.

La escritora del best seller no es la única que se ha forrado. A esta corriente de pensamiento se han apuntado numerosos escritores, psicólogos, psiquiatras, médicos o periodistas, quienes se alzan como guías espirituales que vienen a rellenar el hueco que dios ha dejado en la sociedad posmoderna después de que Nietzche “lo matara”. La cuestión es que, de un modo u otro, los libros de instrucciones para ser feliz continúan batiendo récords de ventas año tras año.

Este fenómeno mundial también ha echado raíces en España. Según Gerardo de Miguel, jefe de prensa de laFederación de Gremios de Editores de España (FGEE), se han llegado a vender9.937.000 de ejemplares registrados en la temática de autoayuda y desarrollo personal, en base a los datos de Comercio Interior del Libro. Según la Agencia del ISBN, la facturación de libros prácticos sobre felicidad fue de 119,05 millones de euros en 2016, mientras que el volumen que manejaron los libros de divulgación, psicología, medicina y salud mental, en general, rondó los 135,5 millones.

Se trata, por tanto, de un negocio redondo que suma cada vez más títulos. Tan sólo en el año 2017 la Agencia ISBN inscribió 2.690 libros dedicados a la superación personal. El crecimiento registrado desde 2012 a 2017 ha sido del 2,6% anual. Pero, ¿cuáles son las razones que han cubierto de gloria, fama y dinero a los nuevos empresarios de la felicidad?

‘Hambre de felicidad’

Este gusto por la alegría de vivir puede verse reflejado en las redes sociales. La mayoría de usuarios en España cuelga imágenes de sus mejores momentos. Se calcula que el 83% de perfiles de Facebook sólo informan de su vida privada cuando”están de maravilla”. O eso hacen ver.

Instagram y Facebook se llenan de sonrisas, momentos idílicos, parejas de enamorados, selfies de autoadoración y, en definitiva, de un narcisismo alegre y despreocupado que refleja la aparente dicha de sus protagonistas. Este Mundo Feliz a lo Aldous Huxley parece construirse al amparo de las pesquisas que marcan los manuales del optimismo. Pero, ¿se puede aprender a ser feliz por 20 euros que cuestan de media este tipo de ejemplares? Carmen Serrat, autora de Tú puedes aprender a ser feliz y Adiós corazón, desvela que “se está generando una burbuja de libros de autoayuda” porque “a este carro se han subido mucho vendehumos“.

Serrat reconoce a Libre Mercado que el estrés y la ansiedad como mal endémico de nuestros tiempos modernos provoca una aluvión de compras de libros que garantizan “sacar a sus compradores de su agobiante situación vital en 15 días”. Serrat confiesa que “eso es imposible de conseguir en tan poco tiempo”.

Para diferenciar a los autores maguflaúticos de los profesionales dedicados a las ciencias de la salud mental, la terapeuta propone que se lea a los escritores que son profesionales del sector: “Médicos, psiquiatras, psicólogos o sociológos son los que pueden ofrecer un regalo antidepresivo en forma de libro”, afirma Serrat. Hay que decir que ella misma experimentó cómo su primera publicación sobre inteligencia emocional y talento vendió nada más salir en Amazon 6.000 ejemplares. No está nada mal.

Junto a los libros de la terapeuta, en el ranking de éxito de ventas de la plataforma digital encontramos en el puesto número dos al conocido y televisivo psicólogo Rafael Santandreu, famoso por sus Gafas de la felicidad. Ahora, el autor lanza Nada es terrible(Editorial Penguin Random) y ya se ha colocado en el top 1 de Amazon a tan sólo un mes de su lanzamiento.

Sobre este hambre de felicidad habla uno de los precursores en España de la psicología del pensamiento positivo, el cirujano Ángel Escudero. El doctor cuenta a Libre Mercado cómo su libro lanzado en el año 73, Curación por el pensamiento, arrasó con 10.000 copias vendidas y “pagadas por adelantado”, tal y como él mismo recuerda. Gracias a ello, la BBC le dedicó un documental exclusivo sobre su técnica revolucionaria en el que era capaz de operar sin anestesia local a sus pacientes utilizando “la fuerza psíquica mental”. El cirujano admite que Estados Unidos fue su país de referencia y el que apostó por sus ideas. Los datos del ISBN en los 70 apenas contenían libros sobre esta especialidad. Al parecer, España en aquella época de transición política aún no estaba en disposición de plantearse la paz espiritual.

El éxito de las neobiblias

No sólo de libros vive el negocio que enseña a equilibrar el alma. Existen auténticos cursillistas, personas dedicadas a ir de clase en clase para encontrar la iluminación y de paso dejarse cientos de euros. En España, los organizadores de los seminarios y charlas del escritor alemán Echart Tolle se quedan sin entradas en su web. Hasta 120 euros cuesta según Rubén Ortíz, uno de los discípulos de este maestro, escuchar sus discursos en directo. Es lo que pagó en la reventa de entradas de uno de los eventos Tolle en Valencia.

Su obraEl poder del ahora se ha convertido en una auténtica biblia para sus seguirdores. “Es un gran libro basado en la técnica del mindfullness, muy recomendable”, confirma Serrat desde su consulta en la clínica. Aldous Huxley vaticinó en los 60 el auge de esta industria de la felicidad posmoderna. Tanto el doctor Escudero como Serrat coinciden en que “veremos librerías en el futuro especializadas sólo en el bienestar espiritual”. La experta en psicología asegura que para aplacar los miedos naturales de cualquier ser humano el verdadero secreto no es otro que “dar propósito a la vida, un sentido, por muy simple que sea”. Y añade que “si nos resulta una tarea harto complicada, gastarse unos euros en buscar ayuda a través de la lectura nunca está de más”.

Otro de los motivos de las elevadas ganancias del sector lo expuso en su día el editor estadounidense Mark Smith. Preguntado en un entrevista sobre cuáles eran las razones del surgimiento de cientos de miles de títulos sobre motivación y autoestima, concluyó que “existen tantos libros porque no funcionan”. Una sentencia para deja en cuarentena porque, tal y como garantiza la autora de Adiós corazón, mientras “a uno le sirva, que se gaste su dinero en lo que mejor le convenga”.