Secta obligaba a sus miembros a seguir estricta dieta macrobiótica

By | 2018-03-25T12:42:10+00:00 17 marzo, 2018|Miscelánea|

UNIRADIO (México), 17.03.2018

Una secta obligaba a sus miembros a seguir una estricta dieta macrobiótica, incluso recibían maltratos cercanos a la esclavitud.

De acuerdo al medio BBC, fue en la localidad italiana de Ancona donde realizaban el ritual que era parte de una extraña secta cubierta por un emporio empresarial que fue desmantelada esta semana por las autoridades italianas.

“El maestro ya ha pensado en todo por nosotros. Debemos hacer todo lo que él nos dice que hagamos para que podamos sanar tanto las enfermedades físicas como las espirituales y, de ese modo, limpiar nuestra alma”, dicen las víctimas.

Mario Pianesi, un gurú de los alimentos macrobióticos fue reconocido como un manipulador para que cumplieran con una estricta dieta conocida como “Ma.Pi”, pero los seguidores en vez de “limpiar su karma” terminaban perdiendo hasta 30 kilos.

“Esos seguidores estaban convencidos de que la dieta los iba a mejorar y, a cambio, ellos deberían ofrecerse a ayudar en su cadena de alimentos macrobióticos, trabajar gratis y de alguna manera sacrificar su vida”, añadió.

Dicha investigación contra Pianesi y otros cinco colaboradores se inició en 2013, cuando una de las víctimas que estaba en los puros huesos se acercó a la policía a denunciarlo.

Cabe señalar que el gurú, Mario Pianesi, de 73 años, construyó su fama como empresario de los alimentos macrobióticos, donde ha ganado relevancia por sus discursos sobre los beneficios de la dieta que él mismo diseñó bajos conceptos japoneses.

Dicho régimen alimenticio se basa en el consumo de vegetales, frijoles y granos de distintos tipos y evitar alimentos que contenga elementos tóxicos o procesados.

Pianesi argumentó que 26 publicaciones en revistas científicas respaldaban el hecho de que la “Ma.Pi.” podía ayudar en el tratamiento de enfermedades crónicas.