EntraVision (Estados Unidos), 12.10.2016

El líder de una secta religiosa en Minnesota se ha declarado culpable de abusar sexualmente de dos adolescentes que eran miembro de una comunidad aislada, dirigida por él, por lo que deberá cumplir 30 años en prisión.

Victor Barnard, 55 años, deberá cumplir dicha sentencia como parte del acuerdo de culpabilidad con la fiscalía. El hombre fue líder de River Road Fellowship, en Finlayson, a unas 90 millas de Minneapolis.

En 2012, dos jóvenes acudieron a la policía y denunciaron que Barnard comenzó a abusar de ellas cuando tenían entre 12 y 13 años, y aseguraron que alrededor de 10 niñas y adolescentes fueron escogidas por él para vivir lejos de su familia y formar parte de su “grupo de doncellas”.

De acuerdo con las autoridades encargadas del caso, el hombre mantuvo a las menores aisladas aprovechándose de la coacción religiosa e intimidándolaspara mantener control sobre ellas. Les decía que seguían siendo vírgenes porque él era un “hombre de Dios”.

Barnard fue acusado en 2014 en el Condado de Pine de 59 cargos de conducta sexual criminal por tener relaciones con ambas jóvenes. Pero ya no se encontraba en el país, por lo que fue colocado en la lista de los más buscadospor Estados Unidos.

El año pasado fue detenido en Brasil y extraditado al país. Finalmente, este martes se declaró culpable de dos cargos por abuso sexual, uno por cada joven. Además, admitió que tuvo relaciones sexuales con las adolescentes por varios años, desde que cumplieron 15.

Para la fiscal del caso, Reese Frederickson, la sentencia que le fue impuesta a Barnard representan una condena de por vida debido a su edad, detalla la agencia AP.

Asimismo, dijo que las víctimas aprobaron el acuerdo con la fiscalía y tendrán la oportunidad de hacer una declaración ente la corte cuando se dicte la sentencia contra Barnard.