Cooperativa (Chile), 16.08.2016

Un pastor sudafricano mató a una de sus feligresas mientras intentaba “probar el poder de Dios”, durante un culto en la ciudad de Pokowane.

Como informó The Southern Daily, Lethebo Rabalango le pidió a una joven acostarse en el suelo, solicitando a sus colaboradores queinstalaran un parlante sobre la mujer, argumentando que gracias a la fe no sentiría el peso del mismo.

Además del parlante, el mismo Rabalango se sentó por cerca de cinco minutos sobre el artefacto para probar su punto.

Al sacar el parlante, la mujer se encontraba desmayada, por lo que fue trasladada a un hospital tras recibir los primeros auxilios.

Unas horas después, la joven murió a causa de una serie de lesiones internas en los pulmones. Sin embargo, Rabalango atribuyó la muerte a la “falta de fe” de la mujer para soportar “algo tan sencillo”.

Como se puede apreciar en su cuenta de Facebook, el pastor usa métodos poco ortodoxos en sus sermones, como cortar a sus feligreses para demostrar que Dios no quiere que sangren.