RT (China), 21.06.2016

La Policía china ha desarticulado una secta que estafó varios millones de yuanes a sus seguidores obligándoles a comprar productos supuestamente con poderes medicinales, informa ‘Global Times‘.

En la provincia central de Hubei, han sido condenados por un tribunal local 16 miembros de la organización a penas de entre dos y seis años de prisión.

Según la Policía, la secta había establecido un sistema de organización secreto a través del cual logró más de 4.000 seguidores en todo el país. El líder de la secta se hacía llamar como la reencarnación del buda Maitreya, y entre las creencias que la organización impartía se encontraba que el mundo estaba a punto de enfrentarse a una extinción en masa y que la única manera para salvarse era obedecer las enseñanzas de su líder.

Con la celebración de conferencias y la venta de productos, ‘buda Maitreya’ acumuló más de 10 millones de yuanes (casi 1,5 millones de dólares). Además del lavado de cerebro a sus miembros, el líder también exigía a sus discípulos comprar ‘productos para la salud’, que supuestamente les ayudarían a ser «inmortales». Pero estos productos no contaban con licencia ni cumplían con los estándares de calidad alimentarios ni medicinales.