La Rioja, 1.12.2015

El líder del Instituto de los Trabajadores Marxista-Leninista Pensamiento Mao Zedong, Aravindan Balakrishnan, afronta en el Tribunal Penal de Southwark, en Londres, la recta final del juicio tras ser acusado de dos violaciones, detención ilegal, abusos y trato negligente a sus seguidoras.

El caso saltó a la luz en noviembre de 2013. Nacido en el sudoeste de India, refugiado en Londres y revolucionario comunista en Brixton en los años 70, fue perdiendo seguidores hasta quedar como guía de un «colectivo» de mujeres débiles, una de ellas en silla de ruedas y otra con problemas de salud mental, a las que recluyó en la casa de Lambeth.

Una de las presuntas violaciones la habría cometido contra Sian Davies, una joven de Irlanda del Norte que quiso escapar pero no pudo y que en una ocasión tuvo que ser sujetada por otras tres mujeres para que no huyera mientras «AB» supuestamente la golpeaba. A la hija de Davies, su padre, el propio líder, la recluyó hasta su huida, a los 30 años.

Balakrishtan contaba a las mujeres que la China de Mao había creado una máquina todopoderosa y que el desastre de la nave Columbia de la NASA, en 2003, se debía a que una mujer de la comuna le estaba molestando.