Aurora (Israel), 19.11.2015

Yehuda Berg, ex director ejecutivo del Kabbalah Centre, es acusado por una multimillonaria demanda de acoso sexual, y está testificando en el juicio civil que se puso en marcha en Los Ángeles.

Berg, de 43 años, hijo del fundador del Centro, es acusado de empujar al consumo de alcohol y drogas a un seguidora antes de acosarla sexualmente.

En su testimonio en la Corte Suprema de Los Angeles, Berg admitió que ofreció alcohol y analgésico Vicodin a la demandante, Jena Scaccetti, y le tocó su pierna, pero insistió en que la dejó sola cuando ella lo rechazó.

«La razón por la que le daba el Vicodin es porque tenía cálculos renales», dijo Berg, quien es casado. «La razón por la que le di un trago es porque ella iba a venir a tomar una copa», testificó, y agregó que «no recordaba» haberla intimidado.

Scaccetti, quien busca demandarlo por decenas de millones de dólares en daños y perjuicios a Berg y al Kabbalah Centre, -entre cuyos adherentes célebres se incluyen Madonna y Ashton Kutcher-, testificó que Berg le dio el alcohol y las píldoras tan pronto como estuvieron solos y que al tocar sus piernas, trató de agarrarla «y no me dejaba irme.»

Berg luego amenazó con matarla si contaba a alguien lo que había sucedido, dijo Scaccetti, y señaló que antes del incidente había considerado a Berg un mentor espiritual.

«Realmente pensé que este tipo era capaz de sanarme de alguna manera, y él estaba totalmente tratando de aprovecharse de mí», declaró.

El rabino Philip Berg fundó el grupo espiritual de moda en 1965. El Kabbalah Centre sin fines de lucro, que ha sido objeto de numerosas demandas en los últimos años – la mayoría de sus seguidores no son judíos – tiene 50 sucursales en todo el mundo. Los críticos en el mundo judío han acusado desde hace tiempo al centro de distorsionar y tergiversar las tradiciones judías.