El Nuevo Herald (Miami), Elena Iglesias, 6.09.2015

A medida que Miami crece y sus habitantes se llenan de estrés, muchos de ellos buscan ayuda para su alma. Por eso vemos el auge de tiendas que venden objetos espirituales y a su vez son centros de sanación holística.

Creada por la colombiana Marcela Muñoz, consejera espiritual y terapista de cristales, The Bodhi Tree House, abrió este agosto. Un lugar que ofrece una mezcla de experiencias y productos diseñados para ayudar a los miamenses a volverse mejores versiones de sí mismos y crear una comunidad de paz y serenidad.

La tienda lleva el nombre del árbol Bodhi (higuera religiosa) bajo el que Buda se iluminó.

“El Bodhi Tree House es el inicio de la realización de todos mis sueños, de mis lugares favoritos en el mundo, y el rincón en el que encuentro el verdadero significado de paz”, asegura Muñoz.

La tienda tiene líneas de cuidado del cuerpo orgánicas y naturales (cremas, champús, jabones, aceites, etc.). Además, vende cristales, cuarzos, gemas y joyería, terrarios, libros, ropa y estatuas de dioses.

“Tenemos cuadros, pósters y Café Satoria, orgánico, traído directamente de los sembrados de mi propia finca cafetera en Colombia”, agrega Muñoz.

Algunos de los servicios que prestan a la comunidad incluyen terapias de cristales, masajes alternativos, clases de yoga, meditaciones guiadas, talleres, y una cafetería vegetariana.

“También ofrecemos espacios como los tipis (tiendas indígenas), donde la gente puede estar, meditar, leer, trabajar, y por eso no se cobra nada”, señala la asesora.

Según Muñoz, todos los objetos y servicios que ofrecen tienen su magia para cada proceso o momento de la vida. Uno de los productos que la gente más busca son los cuarzos y gemas, porque vienen de la naturaleza y energéticamente ayudan en todas las dimensiones de la vida.

“Creo que esa visión de un Miami materialista está siendo reevaluada porque estamos en un despertar colectivo de conciencia que ha contagiado esta ciudad y por eso cada día existen más espacios como este donde se encuentran herramientas para este camino”, dice la terapista alternativa.

“La espiritualidad se manifiesta en el interior de cada uno, cuando encontramos nuestra propia luz y nos damos cuenta que no solo se vive para cuidar nuestro cuerpo físico, sino también para cuidar nuestro cuerpo espiritual y alimentarlo de amor. Y Miami es parte de ese universo mágico”, concluye Muñoz.

Por su parte, para Ayessa López, dueña de Silver Dragon, su tienda es su segundo hogar. “Aquí me dedico a todo lo que amo; puedo expresar mi naturaleza espiritual, el amor al arte y la belleza, y la oportunidad de ayudar a otras personas”, dice la cubanoamericana.

López dirige grupos de meditación y equilibra los chacras utilizando piedras y cuarzos. “Desde muy chica mis padres me introdujeron a la meditación y la filosofía budistas. En la tienda tenemos grupos de estudio y clases de meditación guiada, ceremonias de luna llena, y este año tuvimos la visita de un grupo de monjes tibetanos, que impartieron varios ritos.

Silver Dragon abrió en el 2012 y López escogió el nombre “El dragón de plata” porque indicaba dos de sus principales líneas: objetos relativos al budismo tibetano y venta de joyería de plata.

Otra de sus especialidades son estatuas del Tibet, Nepal, India, Indonesia y China. También tiene muebles orientales, pinturas antiguas tibetanas, campanas, mandalas y gran variedad de inciensos, aceites perfumados, sales y velas artesanales.

A López le gusta trabajar con pirámides de cuarzo porque ayudan a liberar tensiones. “Esos sonidos son una experiencia sublime, y alivian mucho el estrés a mis clientes. La gente viene buscando paz, porque es lo que más les falta en medio de la agitación diaria. Muchas personas vienen regularmente buscando sesiones de relajación, equilibrar los chacras y meditar, tanto en grupo como en privado. Otros llegan a comprarse algo novedoso o regalos para ocasiones especiales”.

Según López, hay pequeñas pero poderosas “magias” que se pueden realizar para elevar la vibración personal y la del medioambiente, y abrir canales para atraer lo que necesitamos. Lo más importante es mantener limpia nuestra aura, estar calmados, concentrados, y ser positivos porque atraemos aquello con lo que resonamos.

“Comienzo recomendándoles comprar salvia blanca para limpiar su aura, su casa, o su negocio de energía negativa. Luego deben prender un incienso acorde con lo que desean atraer. También aconsejo darse baños con sales perfumadas, que ayudan a limpiar el aura”.

López asegura que las ciudades no son las responsables de la espiritualidad de nadie. Nosotros somos los encargados de espiritualizarnos y eso puede hacerse en cualquier parte, cuando tenemos el interés. Y Miami es un melting pot lleno de posibilidades.

“Miami es una ciudad especial, cálida y llena de vida. Hay personas de distintos países y culturas, y esa diversificación nos enriquece. Miami tiene de todo. Hay muchos atractivos materiales, pero también hay lugares espirituales, movimientos de conservación del medioambiente, grupos de distintas tradiciones religiosas, esotéricas y espirituales, restaurantes vegetarianos y más. Y también hay un nuevo estado de conciencia en las personas que las lleva a buscar cada vez más la espiritualidad”.