El Norte de Castilla (España), Cecilia Hernández, 16.12.2014

«No es una secta, es una asociación pública de fieles». El mensaje del Obispado de Salamanca llegó ayer claro y diáfano sobre la controvertida orden Fraternidad María Estrella de la Mañana, lanzada al estrellato mediático por las acusaciones de una mujer, Isabel Sías, quien, aprovechando el revuelo mediático causado por la detención del líder de los ‘miguelianos’, denunció en Tui, Pontevedra, que el mediano de sus hijos lleva diez años ‘captado’ por esta agrupación, que tiene sedes en Salamanca, Toledo capital y la localidad de Villamiel, también en la provincia manchega. «Ha sido un arrebato de esa señora, pero para nada hablamos de una secta, sino de una asociación pública de fieles, perfectamente en regla, con estatutos, integrada sin problemas en Ledesma y que cuenta con la aprobación del obispo», señalaron fuentes de la Casa de la Iglesia de Salamanca. El obispo que dio el visto bueno hace algo más de 15 años a esta asociación fue Braulio Rodríguez, actual arzobispo de Toledo y, por lo tanto, primado de España.

Allí en Toledo, como decíamos, cuenta con otras dos sedes esta organización que se encarga, entre otras cosas, de la sinagoga de Santa María la Blanca, por encargo directo del cardenal Cañizares, anterior arzobispo de Toledo. Y es que entre los fines de la Fraternidad María Estrella de la Mañana está buscar un acercamiento entre católicos y judíos, como explicó a este diario el fundador de la orden, Abraham Kron, conocido como el padre Abrahan de la Cruz. «No vamos a tomar ninguna medida, en principio, porque de qué serviría y no tenemos por qué justificarnos», señaló.

De igual modo, aseguró que la persona supuestamente captada recibió durante el pasado fin de semana la visita de «su hermana y su cuñado», ya que, dijo, su organización está abierta a todos aquellos que «respeten nuestro modo de vida». El problema con la madre de este integrante de la Fraternidad, el hermano Juan, –un ingeniero químico de 35 años- surgió desde el inicio. «Sabemos que ha hablado con los obispos y que nos ha calumniado pero no nos ha preocupado porque somos una organización legal, con todos los permisos».

Para Abraham de la Cruz esta mujer demuestra un carácter «primitivo, fruto de la telebasura». En el mismo sentido se manifestó la responsable de la casa de Ledesma, la hermana Compasión. «Esa mujer lleva poniendo problemas desde el principio, desde que su hijo empezó a vivir con nosotros».