La Verdad Yucatán (México), 10.08.2014

La Fiscalía General del Estado informó en días pasados que tras un operativo conjunto elementos de los grupos Roca y ETRI de la dependencia, destacados en Yaxcabá, localizaron al campista Juan Mauricio Guaracha Carrillo, quien permaneció extraviado durante cinco días en montes de Libre Unión, en Yucatán.

Con residencia en San Francisco, California, el extranjero fue reportado como perdido por su hermano, quien relató que el jueves pasado llegaron a las villas ecológicas Lemuriam Embassy (Embajada Lemuriana) de Libre Unión para conocer la zona, y en donde su hermano decidió ir a conocer varias cuevas de las que tenía referencia.

Lemuria es el nombre de un supuesto continente, bautizado en el siglo XIX (1864) por científicos franceses, principalmente por el geólogo inglés Philip Sclater, para explicar el hecho de que hubiera lémures, o parientes cercanos, tanto en la India como en el sur de África. Estudios posteriores descartaron esta teoría.

En esta ocasión, el visitante -que se extravió en lo más profundo de la selva- en realidad llegó y se hospedó en una propiedad privada de más de 20 hectáreas donde abundan especies de plantas medicinales. El grupo que dirige este proyecto ecoturístico asegura que su meta es proteger el área creando un paraíso seguro para animales y la flora.

Según describen la propiedad tiene numerosos sistemas de cavernas y 16 cenotes en un radio de 15 kilómetros. Los propietarios de este concepto aseguran que hace miles de años existió una poderosa civilización llamada Lemuria misma que tenía acceso a la sabiduría universal, pudiendo lograr conexiones con fuerzas divinas que coexisten en armonía con todas las formas de vida.

‘Nosotros creemos que podemos acceder a la quinta dimensión una vez que nos conectemos con nuestros orígenes lemurianos. Lemurian Embassy tiene por objetivo unir a la gente que cree que puede regresar al hogar de la embajada de paz’, señalan.

En un apartado, se informa que también estudian formas de contacto extraterrestre.

Hace varios años también llamó la atención a nivel internacional la llegada de la secta de los Ítalo-Apocalípticos de Xul, que según publicaciones es dirigida por la mexicana Carolina Zalce, en la que también se alude a contactos extraterrestres.

Apenas la semana pasada, Eduardo Lliteras Sentiés, periodista colaborador de este periódico, dio a conocer en su columna, República de las Bananas, nuevas historias de abusos, manipulaciones y de engaños de la mexicana Carolina Zalce, la lideresa de la peligrosa secta de los Ítalo-Apocalípticos de Xul.

El aislamiento de la comunidad de ‘Las Águilas’ en el municipio yucateco de Oxkutzcab, permite a Carolina Zalce y sus subalternos incondicionales operar sin ser molestados por las autoridades, lo que enciende las alarmas en la entidad.