Videntes de TV

By |2013-11-30T08:08:23+00:0026 noviembre, 2013|Miscelánea|

La Vanguardia (España), Albert Castillón, 26.11.2013

Inundan nuestras televisiones nacionales, autonómicas y locales, especialmente de madrugada y se dedican a resolver los problemas del mundo a cambio de 1€ con 85 cts el minuto. Han copado varias emisoras de radio en las que usan sus artes adivinatorias las 24 horas del día. Se han convertido en los únicos clientes que pueden seguir aumentando su presupuesto publicitario en tiempos de crisis porque cuando falta el trabajo, el dinero y te desahucian de tu casa solo te queda la esperanza. Ellos prostituyen esa esperanza en su beneficio sin mirar las consecuencias. Cada vez son más y más fuertes mientras para la ley solo son “entretenimiento para mayores” cuando han arruinado a familias enteras.

Se que todos no son iguales pero le aseguro que una gran mayoría son como les cuento. La última familia objetivo de sus garras, la del niño desaparecido en Gran Canaria Yeremi Vargas, se gastaron decenas de miles de euros en videntes a pesar de las advertencias de sus amigos y el niño sigue desaparecido. Antes lo hicieron los padres de Cristina Bergua y casi todos los familiares de desaparecidos. Las denuncias se multiplican en las comisarías pero ellos continúan con su estafa organizada de acoso y derribo. La justicia es lenta y su beneficio muy rápido.

Una mujer contaba en la radio con Isabel Gemio su modus operandi, llamó a la consulta privada de un vidente famoso de televisión, la primera visita: 500 euros. A partir de ahí este vidente estafador la fue embaucando con el miedo para sacarle más dinero, que si iba a tener un accidente de tráfico, que si le hacían mal de ojo, que yo le quito la epilepsia a su hija a cambio de 8.000 euros, que un hermano suyo va a fallecer pero podemos evitarlo por 7.000 euros más,….así hasta gastarse todos sus ahorros, 66.000 euros. Le ha demandado por estafa aunque duda poder recuperar el dinero.

Otra llamada en el programa de Onda Cero contaba que una vidente de televisión prometió eliminar la ludopatía de su hijo por 600 euros. Tras pagarlos y pasada una semana le llamó para decirle que era más difícil de lo que pensaba y necesitaba 600 euros más, que ella no pagó. Desde entonces recibe 3 o 4 llamadas diarias intentando presionarla para que vuelva a la consulta. Peor es el caso de Mª Luisa, una mujer de Girona que un maldito día se le ocurrió llamar a un vidente de televisión para preguntar sobre el trabajo de su hijo que está en paro. Desde entonces el acoso telefónico hacia ella es inhumano, varias llamadas al día le indican que sus familiares muertos quieren comunicarse con ella, que tiene un mal de ojo que acabará con su vida y que sus hijos fallecidos no descansan por su culpa al no acudir a la consulta. Mª Luisa vive sumida en la depresión y el miedo.

Algunos creen que existe la videncia, el Barón Thyssen, Berlusconi y algunos políticos españoles no dan un paso sin acudir antes a las cartas del tarot, aunque nadie ha podido demostrar científicamente su existencia. En el caso Marta del Castillo centenares de videntes dijeron saber dónde estaba el cuerpo de la adolescente y ni uno solo mencionó la finca de la Rinconada donde se la busca actualmente y posiblemente se encuentre.

Lo que seguro existe en algunos seres humanos es la maldad que utiliza al más débil en su beneficio sin importarle las consecuencias.