La Voz Cádiz, Miguel Domingo, 14.03.2012

Carlos Javier Rojas Luna, el vecino de San Fernando que fue detenido en 2009 por fundar una secta satánica en Chiclana, ha sido al fin arrestado en Argentina y extraditado a España, después de permanecer casi un año en busca y captura por no acudir a un juicio por violación en la Audiencia Provincial de Cádiz en el que estaba acusado.

Aparte de este delito de agresión sexual, Carlos Javier tiene pendientes varias causas por estafa en España. Una de ellas le llevó a la cárcel en septiembre de 2009, por crear la citada secta satánica y engañar a sus víctimas diciéndoles que él era el Auténtico Hijo de Satán. De esta forma, les sacaba supuestamente grandes cantidades de dinero con falsos embrujos y amenazas de venganza diabólica. Dados sus antecedentes, Carlos Javier acabó entre rejas a la espera de juicio, pero al cabo de un año un juez lo puso en libertad con cargos. Tras conceder varias entrevistas en programas televisivos del corazón, en las que hablaba de sus supuestos tejemanejes con el Diablo por encargo de personajes famosos, el ‘Hijo de Satán’ se dio a la fuga y desapareció del mapa (literalmente).
En febrero del pasado año, el isleño debía sentarse en el banquillo de la Sección Cuarta de Audiencia Provincial, acusado de agredir sexualmente a una clienta del concesionario Autos-Desi, del que fue gerente en San Fernando.
Sin embargo, el ‘Hijo de Satán’ se ausentó del Palacio de Justicia sin dar explicaciones, por lo que la Audiencia le declaró en rebeldía. Al no conocer su paradero, el tribunal acabó por dictar una orden de busca y captura contra él.
No era la primera vez que este supuesto estafador, con dotes para embaucar, se daba a la fuga. De hecho, se le dio por desaparecido en 2007, después de que el Cádiz F. C. le denunciara por no pagar una serie de acciones publicitarias contratadas por Autos-Desi con el equipo amarillo, que llevó el nombre de la empresa en sus calzonas. El ‘Hijo de Satán’ le dejó a deber 86.800 euros al club cadista. Aquel año, la Policía también detuvo a Rojas por estafar supuestamente a unos 25 clientes del concesionario, que pagaron miles de euros por coches que no recibieron.
En 2007, Carlos Javier se marchó a Mallorca, donde se hizo pasar por escolta del Rey. Pero en esta ocasión extendió sus fronteras: fue visto en Paraguay, país natal de su pareja sentimental (que está imputada también por la estafa de la secta), y se tuvo también noticias suyas en la frontera con Argentina, de manera que el Gobierno español pidió a mediados del año pasado su extradición a las autoridades de ambos países.
Piden cuatro años de cárcel
Finalmente, el ‘Hijo de Satán’ ha sido detenido en el país argentino y según fuentes judiciales, llegó al aeropuerto de Barajas en Madrid el pasado viernes para ser enviado de nuevo a prisión. La Sección Cuarta de la Audiencia tiene previsto repetir el juicio por la agresión sexual cuanto antes y podría celebrarse en abril.
La Fiscalía pedía para Carlos Javier Rojas cuatro años de prisión por este delito de violación. Además, Rojas se enfrenta a 10 años de prisión por la supuesta estafa a sus clientes. A pesar de estar desaparecido, un juez dictó el pasado mes de enero una sentencia a favor del Cádiz en la que obligaba a Rojas a pagarle los 86.800 euros que le debe. Sin embargo, el caso abierto por la supuesta la secta satánica sigue atascado en los juzgados de Chiclana, a la espera de que al fin se fije fecha para juicio.