Levante EMV (España), Sergi Pitarch, 30.05.2013

Javier Martínez de Marigorta, el asesor externo al que Presidencia ha encargado la tarea de fortalecer las dotes de liderazgo del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, es joven pero no por ello falto de experiencia en el mundo del “coaching”. Tras vivir una experiencia “fatal” en una multinacional a los 25 años se dio cuenta de que quería dar un cambio radical a su vida y optó por la formación en este mundo ligado a la psicología. De hecho, según explica en las varias webs en las que participa, el secreto del buen líder “está dentro de uno mismo”. Sólo hay que cultivarlo y “despertar la grandeza de la persona”.

El preparador explica en los muchos cursos y conferencias a las que asiste que su compromiso laboral “es crear valor a través de mis valores”. La base de su teoría gira en el leitmotiv “el secreto del éxito eres tú mismo”, que ha convertido en un programa práctico de formación para “desbloquear, descubrir y desarrollar las poderosas fuerzas” que residen en cada persona. El entrenador personal del presidente recomienda dejar “atrás las limitaciones” para mejorar “la calidad de vida que realmente deseas y mereces, renovando tu parte física, mental y espiritual”.

Marigorta también apuesta por la meditación, un método que utilizan altos ejecutivos para aumentar el grado de concentración y el autocontrol en situaciones extremas. “Se trata de una poderosa herramienta para afrontar nuestro día a día, nuestra realidad personal y profesional, desde la serenidad y el equilibrio. Disfrutar de una mente tranquila y clara, en el opuesto a una mente agitada e inquieta poblada de preocupaciones y problemas, es la principal característica sobre la que se apoya cualquier estado de bienestar”. Y problemas son lo que le sobra a Fabra.

La oferta de cursos del preparador para el público en general va, desde los 395 euros por una formación de “alto impacto” básica de tres días, hasta un programa de entrenamiento personalizado que, gracias a una promoción de descuento, cuesta 1.295 euros. Las sesiones pueden ser de hasta seis semanas. Cabe recordar que el contrato confidencial con la Generalitat para asesorar al presidente es de 20.000 euros.
Martínez de Marigorta forma parte del grupo Koerentia, colectivo de expertos del “coahing” especializados en la organización de grupos de personas. Liderazgo, desarrollo y autoconocimiento organizacional son los pilares fundamentales de esta formación. Los miembros de este equipo son fieles a las teorías de Abraham Maslow, el padre de la psicología humanista e inventor de la conocida “pirámide de Maslow”, donde clasifica las motivaciones y prioridades del ser humano. “Ignorar la necesidad de desarrollo de la persona afecta a la innovación, la creatividad y la confianza en el resultado exitoso”, afirmaba el científico neoyorquino.

El preparador del presidente se considera un “facilitador de procesos de desarrollo humano integral” y un fan del conocimiento interior. Su formación básica es la informática, ha sido alumno de la conocida universidad de los jesuitas Deusto, del País Vasco, aunque su camino posterior se redirigió hacia la preparación política y empresarial. Fue estudiante, y ahora profesor, del máster en Coaching y Liderazgo Personal por la Universidad de Barcelona.

“Maestría en el amor”
El preparador también incorpora a su cartera de cursos uno de “maestría en el amor” y otro de “relaciones excelentes”. Ambas formaciones destacan la importancia de fortalecer los vínculos de confianza y la lealtad con los demás. Una filosofía que propone ser buena persona para tener éxitos en la vida.

El “coach” personal de Alberto Fabra tiene un reto más que difícil. Debe superar los malos datos de liderazgo del presidente, según las encuentas sociológicas, en un contexto en el que prácticamente sólo puede ofrecer a la ciudadanía noticias negativas. Además, dirige un partido convulso que todavía no acata su autoridad y que se debe organizar para afrontar dos elecciones en los próximos dos años, las Europeas y las Autonómicas. Mucho tendrá que meditar para combatir los nubarrones que acechan al Palau de la Generalitat sin perder el autocontrol y tirar la toalla.