Terra (Argentina), 11.01.2013

Una secta había almacenado en Malasia un verdadero arsenal de explosivos, fusiles y armas blancas, además de víveres y medicamentos, para prepararse al caos que iba a seguir, según su interpretación, al apocalipsis maya que iba a producirse el 21 de diciembre, informaron este viernes fuentes policiales.

«Se prepararon para el apocalipsis maya. Se trataba de survivalistas», dijo Chuah Ghee Lye, responsable de la policía del Estado de Malacca (sur).

Los survivalistas son personas o grupos que se preparan activamente a fin de enfrentar por sus propios medios cualquier emergencia.

«Los miembros (de la secta) estaban convencidos de que su líder tenía poderes sobrenaturales y que podía hablar hasta con el diablo», agregó, tras informar de los resultados de una requisa realizada en el local de la organización.

El gurú de la secta, un hombre no identificado de 46 años que se hacía llamar «Estandarte celete», ha sido detenido.

El grupo solo contaba con treinta o cuarenta adeptos, según Chuah, pero algunos abandonaron la secta tras darse cuenta de que el apocalipsis prometido no tuvo lugar.