Clarín (Argentina), Julio A. Morales, 18.09.2009

Afuera de los tribunales, una multitud de seguidores llegados desde distintos lugares se manifestaban en favor de su inocencia. Adentro, el gurú espiritual Ricardo Javier Ocampo -el riojano conocido popularmente como “Maestro Amor”-, se abstenía de declarar en la causa que se le sigue en La Rioja por abuso sexual agravado. El juez que interviene en el caso, Alejandro Arce, dispuso que continúe detenido en la Alcaidía local.

Previo a eso, Federico -el joven de 25 años que inició la causa-, ratificó su denuncia contra Ocampo: afirmó que el “Maestro Amor” los violó a él y a otros dos adolescentes (un chico y una chica) hace 11 años en su propia casa, mientras les impartía clases del arte marcial kung fu.

Durante toda esta jornada judicial, que se extendió desde las 9 hasta el mediodía, alrededor de un centenar de seguidores de Ocampo se manifestaron silenciosa y pacíficamente frente a la sede de los juzgados de Instrucción riojanos, ubicados sobre calle Pelagio B. Luna, a sólo dos cuadras de la plaza principal de esta capital provincial.

La Policía dispuso un operativo de corte de calles para permitir el rápido acceso de la combi que trasladó al “Maestro Amor” desde la Alcaidía hasta el juzgado.

Los manifestantes portaban carteles alusivos a los lugares de los que provenían: España, Italia, Uruguay, Paraguay, Brasil y distintos puntos de la Argentina, como Chubut, Córdoba, Bariloche, Villa María y La Rioja. Curiosamente, no había ninguno de la vecina provincia de Catamarca. Allí es donde Ocampo tiene su comunidad, llamada “Meditazen”.

Los carteles mostraban un claro apoyo al “Maestro”. “Basta de persecución”, decía uno. “Queremos Justicia”, señalaba otro. “Triunfaremos por el amor y con el amor. Por una sociedad sana, con justicia y verdad”, anticipaba un tercero.

El trámite judicial tampoco fue uno más. Antes del inicio de las exposiciones ante el juez, hubo un fuerte altercado entre los abogados Soledad Varas -la defensora legal de Ocampo- y José Omar Vega Aciar, quien encabeza el equipo que patrocina al joven Federico.

Según denunció Varas, Vega Aciar la insultó y la tomó del cuello. La abogada especuló con que fue por “celos profesionales”. Sin embargo, el abogado de Federico negó haber tenido esa actitud.

Ambos abogados, muy mediáticos a nivel local, fueron socios en el mismo estudio hasta hace poco tiempo. Vega Aciar saltó a la fama nacional cuando defendió sin éxito a Guillermo Luque en la causa por la violación y el asesinato de María Soledad Morales, en Catamarca.

Respecto de la causa contra Ocampo, Varas se mostró optimista. Dijo que “sólo tiene el testimonio del joven”, que a su entender fue “flojo, pues inclusive no dio los nombres de los otros adolescentes que supuestamente lo acompañaban aquel día y tampoco fue preciso con las fechas”.

Daniela Gallardo, la abogada que acompaña a Vega Aciar en el patrocinio de Federico, dijo todo lo contrario. “El ratificó todo y aportamos fotos, inclusive de un dibujo en la pared de la casa (donde ocurrió el hecho) que hizo Ocampo”.

El fiscal Emilio Canavesio también se mostró conforme con la declaración del joven y se esperanzó en que logrará “conseguir y aportar más pruebas”.

En ese sentido, dijo que serán importantes las medidas que se llevarán adelante la semana que viene. Por empezar, en la mañana del lunes próximo habrá una inspección a la casa donde supuestamente ocurrieron los abusos. Luego habrá una serie de pericias psicológicas a las que serán sometidos Federico y Ocampo.