Una secta cura en Medicare

By |2014-06-25T21:54:04+00:0022 julio, 2012|Medicina Universal|

Sydney Morning Herald, Heath Aston, 22.07.2012

Sus seguidores le llaman “El Elegido”. Dicen que es la reencarnación de Leonardo da Vinci. Afirma que masajear los pechos de las mujeres puede prevenir el cáncer. Y su creciente imperio de negocios, basado en la curación espiritual, está siendo financiado en parte por Medicare.

Serge Benhayon, ex entrenador de tenis de Maroubra, tiene hasta 1.000 -en su mayoría mujeres- devotos a su movimiento, la Medicina Universal, con base en las colinas a las afueras de Lismore, en la costa norte de NSW.

El Sr. Benhayon dijo a The Sun-Herald que no tenía cualificaciones médicas pero sostuvo la eficacia de sus tratamientos, incluyendo “el masaje esotérico de los senos” – administrado sólo para mujeres – y “la punción de chakras”. Su hija, Natalie, de 22 años, dice ser capaz de hablar con los ovarios de las mujeres – por  70 dólares la hora.

El Sr. Benhayon se defendió de las reclamaciones de culto a la personalidad que había construido a su alrededor, con decenas de relaciones desde Brisbane a Byron Bay o Bangalow. El Sun-Herald habló con nueve hombres que echan la culpa al señor Benhayon de sus rupturas.

Pero el señor Benhayon dijo que sus estudiantes habían descubierto sólo la “vivencia del amor” a través de su “camino esotérico de la vida”. Pero existe la preocupación entre la comunidad médica de que ciertos tratamientos prestados en la sede de Medicina Universal de Lismore están siendo subsidiados por Medicare.

Una fisioterapeuta, Kate Greenaway y la psicóloga Caroline Raphael – ambas seguidoras por un decenio del Sr. Benhayon trabajando en la Medicina Universal – alientan a sus pacientes a buscar referencias con los médicos para el tratamiento. Medicare les reembolsará las dos terceras partes del costo de las sesiones a largo plazo.

La Sra. Greenaway ofrece “terapia esotérica de conectividad de tejido conectivo”, una técnica creada por el Sr. Benhayon. Se compromete a mejorar el flujo de energía “permitiendo el impulso del sistema linfático para corresponder simbióticamente con la propia red de sanación del organismo”.

Dijo que alrededor del 20 por ciento de sus clientes fueron financiados por Medicare y cientos habían experimentado una reducción del dolor como resultado. Su trabajo, que incluye “masaje craneosacral”, no tiene respaldo científico basado en la evidencia, aunque un estudio de 50 estudiantes de Medicina Universal, llevado a cabo por la Sra. Greenaway, pareció que era eficaz.

John Dwyer, ex jefe de medicina de la Universidad de NSW, describió la afirmación que existe un pulso linfático como “un disparate”. “Los médicos podrían enviar a una persona de buena fe para conseguir una terapia legítima, pero lo que esta persona está recibiendo es esoterismo sin sentido”, dijo.

La Asociación Médica Australiana comunicó que la promesa del gobierno federal que pretende reducir el dinero público que va a tratamientos alternativos no probados, necesita una mayor atención y seguimiento.

En un comunicado, Medicare, dijo: “Uno beneficiario de Medicare sólo puede ser reebolsado si el servicio es prestado por un profesional de la salud adecuado y que sea ‘clínicamente relevante’ […] corresponde al médico determinar si el servicio que ofrecen cumple con los criterios del Programa de Beneficios de Medicare”.

El Sr. Benhayon insistió en que su movimiento, que se ha extendido a Brisbane y Gran Bretaña, no es una secta, sino “una cuestión de elección y no fomenta el abuso del Medicare”.

El padre de cuatro hijos, de 48 años de edad, cuya segunda esposa, Miranda es 18 años menor que él, dijo que estaba siendo atacado por un pequeño grupo de detractores.

Uno de los nueve hombres que hablaron con The Sun-Herald, dijo: “Me sentí como si estuviera en un matrimonio a tres bandas con Serge” Otro añadió: “Y yo era la menor parte”. La vecina de Bangalow Pippa Vickery dijo: “Serge tiene un complejo de dios”.

Los críticos afirman que el Sr. Benhayon está ejerciendo control sobre sus alumnos mediante la modificación de su forma de comer, dormir, hacer ejercicio e incluso hacer el amor.

Después que las mujeres han recibido el “masaje esotérico del pecho” –y utilizado la crema protectora del Sr. Benhayon para mantener a raya la mala energía– se les dice que no permitan que sus esposos las toquen sin su permiso.

El Sr. Benhayon dijo que sus detractores habían “creado un momentum en un sitio web” – el foro anti sectas de Rick Ross.

“Un puñado de personas que dicen que lo que tenemos aquí es una secta. ¿Qué pasa si puedo traer 2.000 personas que dicen que no lo es?”

Anne Malatt, una cirujana ocular de Bangalow, escribió: “Si bien algunos elementos de las enseñanzas de Serge pueden parecer poco convencionales en un primer momento, sin duda tienen más sentido que muchas cosas que se enseñan, y cuando se ponen en práctica día a día, trabajan”.

El Sr. Benhayon, quien se describe como “a favor de la medicina convencional”, rechazó las acusaciones que él le dice a sus estudiantes que puede curar el cáncer.

Una ex paciente de la Sra. Greenaway, que no quiso ser identificada, dijo que había descubierto a través de su médico de cabecera que tenía cáncer a la mitad de un programa de tratamiento de Medicina Universal.

“Fui allí porque me sentía tan enferma que apenas podía caminar”, dijo. “Después de tres sesiones me dijeron que mi pulso craneosacro era cada vez mejor y mi salud estaba mejorando. El mismo día el médico me dijo que tenía cáncer. Estoy enfadada porque gente realmente enferma podría no estar recibiendo el tratamiento que necesita si están creyendo lo que les dice Serge”.

La Medicina Universal está siendo objeto de tres quejas ante la Health Care Complaints Commission.