El País, Barcelona – 27/06/1984

Los abogados defensores de los 12 presuntos responsables de la secta Centro Esotérico de Investigaciones han solicitado del juzgado de instrucción número 6 de Barcelona la libertad provisional de los detenidos. Los letrados Emilio Zegrí y Carmelo Isaac Tobias Galilea han razonado esta petición asegurando que los delitos que se imputan a los detenidos están penados con sanciones de prisión menor, por lo que legalmente les corresponde libertad provisional bajo fianza.La petición de los abogados defensores podría ser tenida en cuenta por el juez Cesar Planas respecto a 11 de los detenidos, ya que el caso de Vicente Lapiedra Cerdá, principal encausado, debe ser examinado aparte por tener antecedentes penales por intrusismo.

Decisión del fiscal y del juez

El magistrado Cesar Planas, titular del juzgado de instrucción número seis, tras haber recibido esta petición de los abogados, la entregó al ministerio fiscal para que dictamine sobre la procedencia o improcedencia de la reclamación de los letrados. Una vez se haya recibido la respuesta, que en ningún caso es vinculante, el juez debe decidir. El magistrado afirmó que había decidido recabar la opinión del fiscal porque la denuncia había sido presentada por el mismo ministerio público.Los detenidos, en prisión des de el pasado viernes, son José Luis Isern Guardiola, Domingo Mercader, Sagrario Almogra, José Antonio Ropero, Rafael Ropero, Josefina Leives, Ricardo Clavero, Antonio Rodríguez Borrego, Angel Lorca, Narciso Dínares, Nuria Dinares y Vicente Lapiedra.

Policía autónomo catalán, infiltrado en el Ceis

Ayer, coincidiendo con estas diligencias, el juez Cesar Planas recibió en su despacho a los responsables de la Dirección General de Seguridad Ciudadana que investigaron el caso. Al parecer, entre los funcionarios de la Generalitat que se entrevistaron con el juez se encontraba el mosso d´esquadra que se infiltró en la secta y que confirmó las denuncias presentadas por los familiares de los seguidores.Ha trascendido también en medios jurídicos el contenido general de las declaraciones de los detenidos, quienes en la Dirección General de Seguridad y en el juzgado aseguraron no haber cometido ninguno de los delitos que se les imputaba, entre otros corrupción de menores, falsedad, estafa e inducción a la prostitución y al consumo de drogas.