EFE – Dénia – 29/06/2006

El titular del juzgado número 7 de Dénia decretó ayer libertad con cargos y bajo fianza para las dos personas que permanecen en prisión como presuntas integrantes de la supuesta secta que fue desarticulada en la provincia de Alicante, según aseguró el letrado de ambas, Francisco Ballester. “Estamos agilizando los trámites exigidos para que sean puestas en libertad en las próximas horas”, dijo Ballester, quien explicó que el juez ha exigido una fianza de 6.000 euros para la presunta máxima responsable del grupo sectario, identificada como V.A.R., de 48 años y natural de Madrid, conocida como Vibuti. Asimismo, el magistrado ha establecido una fianza de 3.000 euros para la segunda persona que también permanece en prisión por estos hechos, identificada como N.C.H.H., de 47 años y nacionalidad francesa.

La desarticulación de esta supuesta secta se produjo el pasado 10 de junio cuando la Guardia Civil detuvo a 11 personas, dos de las cuales ingresaron en prisión como presuntas autoras de los delitos de asociación ilícita, lesiones, estafa, intrusismo profesional y contra la propiedad intelectual. Además, otras tres personas -dos mujeres y un hombre- fueron puestos en libertad provisional sin fianza, con la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado.