Agencia EFE (España), 10.05.2019

La congregación de los Legionarios de Cristo ha solicitado una “investigación exhaustiva” sobre las acusaciones por abuso sexual a menores presentadas contra el sacerdote Fernando Martínez Suárez, que estuvo destinado en Salamanca entre 1993 y 2016. La investigación se ha abierto después de que la presentadora de televisión mexicana Ana Lucía Salazar denunciara en sus redes sociales que había sufrido abusos por parte de este sacerdote miembro de los Legionarios de Cristo cuando tenía 8 años.

“Los Legionarios de Cristo hemos solicitado una investigación exhaustiva externa. Esta investigación será realizada por Praesidium, una agencia estadounidense reconocida en el campo de la prevención y actuación contra abusos sexuales de menores. Tiene la finalidad de esclarecer las acusaciones presentadas, escuchar a las personas afectadas y evaluar la actuación de la Congregación”, subraya la congregación en un comunicado.

Asimismo, asegura que colaborarán “plenamente” con las autoridades civiles y eclesiales para esclarecer los casos de abusos sexuales a menores por parte de miembros de los Legionarios de Cristo.

Además, piden perdón “a cada persona” que haya sufrido un abuso por parte de Fernando Martínez Suárez que, actualmente, según informan, tiene 79 años, vive retirado en una casa religiosa en Roma (Italia) y no ejerce ningún ministerio pastoral.

“Todo abuso es intolerable y lo condenamos de forma contundente. Hiere gravemente a quien lo ha sufrido y a toda la sociedad, y el dolor profundo se agrava cuando no logramos acoger, escuchar, creer, pedir perdón y acompañar a la persona que ha sido víctima de un abuso”, subrayan.

Praesidium ofrece un canal de escucha y denuncia para este caso. Cualquier persona que desee presentar una denuncia o aportar datos a la investigación en curso puede hacerlo directamente a través de la siguiente dirección de correo electrónico: sespinoza@praesidiuminc.com.

Una vez concluida la investigación realizada por Praesidium, los Legionarios de Cristo indican que se darán a conocer las conclusiones de la investigación, respetando los derechos de las víctimas y otras personas afectadas, y se informará sobre cómo la congregación pondrá en práctica las recomendaciones de la agencia externa.

En el marco de la lucha contra los abusos sexuales, los Legionarios de Cristo implementaron en 2015 una Política de Ambientes Seguros, que consta de medidas integradas de acogida a las víctimas, prevención de abusos, formación continua, códigos de conducta y protocolos de actuación inmediata en el caso de denuncias que llegan a sus canales de escucha.