El Universal (México), 3.01.2016

Los Legionarios de Cristo continúan con los negocios que inició su fundador, Marcial Maciel, debido a sus conexiones con la élite económica y política, indicó el periodista Raúl Olmos.

El autor del libro “El imperio financiero de los Legionarios de Cristo” afirmó haber descubierto que ésta es una estructura empresarial, más que religiosa.

“No nada más con una red de empresas para administrar colegios, sino para administrar otra serie de compañías que nada tienen que ver con la escuela evangelizadora”, explicó Olmos en entrevista.

Dijo que encontró la estructura empresarial vinculada a los Legionarios con más de 500 empresas en todo el mundo.

“A veces se incubarían empresas en membretes o se incubarían empresas en donde una aparecía como socia de otra y ésta de otra, de manera que se borraba el rastro del dueño original”, externó.

El periodista relató que “Maciel era una persona inteligente, yo más que un líder religioso lo considero un mago de los negocios, era alguien que sabía muy bien cómo estructurar, cómo hacer negocios y desde la creación de la congregación, Maciel se fijó en el objetivo que fue evangelizar a las élites de este país, ese fue su objetivo y lo logró, entonces al fijarse en atender sólo a las élites del poder, pues garantizaba el acceso a ellas, les garantizaba un trato privilegiado, un acceso directo, y lo ha mantenido”.