El Mostrador (Chile), 18.06.2102

Cuatro funcionarios del Colegio Apoquindo, en la comuna de Lo Barnechea, aparecen involucrados en el caso que está siendo investigado por la Fiscalía Oriente. El establecimiento, que figura en el listado de los 100 con mejor desempeño de sus estudiantes en el SIMCE y la PSU, anunció la marginación de los posibles responsables del ilícito y que se hará parte de la indagatoria a cargo del Ministerio Público.

Una nueva denuncia de abusos sexuales, esta vez contra menores de cuatro y cinco años que cursan kínder y prekínder, está investigando el Ministerio Público al interior del Colegio Apoquindo, en la comuna de Lo Barnechea.

Según informó el portal Emol, fueron los propios padres de los pequeños afectados quienes acudieron la semana pasada hasta la Fiscalía Santiago Oriente, que inició una investigación del caso en conjunto con peritos de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de la Policía de Investigaciones (Brisexme).

El mismo medio indicó que ya el sábado la fiscal Liada Secchi se entrevistó con los menores y que dispuso que la policía civil ingresara al establecimiento par incautar computadores, una cámara fotográfica y otras posibles pruebas.

El colegio, por su parte, también tomó cartas en el asunto y emitió un comunicado en el que anunció que los cuatro imputados, quienes se desempeñaban como auxiliares, fueron separados de sus cargos. Asimismo, el establecimiento anunció que se hará parte de la investigación dispuesta por el Ministerio Público.

La nota, que fue subida a la página web del establecimiento, señala que “hemos sido advertidos, como comunidad educativa, sobre hechos de connotación sexual, que involucran a alumnos y a personal de nuestro Establecimiento. Estas circunstancias ya están siendo conocidas por el Ministerio Público a quien hemos prestado y seguiremos prestando la más irrestricta cooperación en la respectiva investigación”.

Agrega que “es nuestro deber y obligación colaborar en todo aquello necesario para el total y completo esclarecimiento de los hechos y la participación de los involucrados. Desde luego, también hemos implementado un plan de contingencia que permita apoyar, instruir y resolver todas las inquietudes que desde la perspectiva de padres y educadores puedan suscitarse”.

Indica que otras medidas adoptadas son la “implementación de una asesoría psicológica de tratamiento de crisis la que proporcionará las herramientas necesarias para abordar esta difícil situación” y la próxima convocatoria a una reunión general de padres y apoderados para analizar la situación.

Finalmente, el colegio que aparece entre los 100 establecimientos con mejor rendimiento en las pruebas SIMCE y PSU, manifestó su “absoluto compromiso con nuestros niños y sus familias de seguir velando por su seguridad e integridad y para ello vamos a redoblar nuestros esfuerzos para la consecución de este propósito”.