Las audiencias sobre la matanza de Waco estrechan el cerco a la Casa Blanca

By |2010-09-06T13:26:31+00:0020 julio, 1995|Rama Davidiana|

A. C. – Washington – EL País, 20/07/1995 

Mientras avanza, todavía sin gran impacto, la investigación del Senado sobre el escándalo de Whitewater, la Cámara de Representantes inició ayer sus audiencias sobre otro caso cuyos efectos, a juzgar por las encuestas, pueden ser mucho más dañinos para la Administración demócrata: la matanza en el complejo religioso de Waco.Sólo un 36% de los norteamericanos, según una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, considera que las audiencias sobre Whitewater constituyen una investigación justa y no una mera maniobra política contra Clinton. Sin embargo, más del 60% piensa eso en relación con las audiencias sobre Waco. La Administración y una buena parte de los congresistas demócratas han denunciado estas audiencias como una oportunidad para que la Asociación Nacional, del Rifle, el poderoso lobby en favor de las armas de fuego, defienda sus radicales puntos de vista en contra del GobiernoMilicias ultraderechistasWaco, la ciudad de Tejas en la que murieron alrededor de 80 person4s en 1993 cuando la policía asaltó la granja de un grupo llamado Rama Davidiana, ha sido desde entonces una de las banderas de las milicias ultraderechistas que proclaman la necesidad de defenderse frente a la prepotencia del Estado.Timothy McVeigh, el principal sospechoso detenido por la matanza en un edificio público de Oklahoma City, actuó, según los primeros interrogatorios, como protesta por la actuación de la policía en Waco. 

Sin necesidad de compartir puntos de vista tan radicales, una mayoría de norteamericanos creen también que las autoridades hicieron excesivo e inapropiado uso de la fuerza en el ataque contra esa secta religiosa. 

La oposición republicana tratará de demostrar que el Departamento de Justicia, el FBI y la policía para el control del Alcóhol, el Tabaco y las Armas de Fuego (ATF) podrían haber recurrido a otros métodos para reducir al líder de la Rama Davidiana, David Koresh, y a sus seguidores. La fiscal general, Janet Reno, y el director de la ATF, John McGaw, están entre las personas convocadas a declarar en la Cámara de Representantes durante las audiencias, que tienen prevista una duración de ocho días.