ELPAIS.es / AGENCIAS – Madrid / Washington – 30/12/2002

Brigitte Boisselier, directora de la Clonaid y obispa de los raelianos, ha anunciado que Eva, el primer ser humano clonado nacido el pasado jueves según esta secta, viajará hoy al país de residencia de sus padres, presumiblemente Estados Unidos, donde se la examinará para determinar la “autenticidad” del éxito del polémico alumbramiento. Boisselier, sin dar más detalles, ha señalado que la niña “volverá a casa” desde un lugar no revelado.

Varios medios estadounidenses han expresado sus dudas de que un bebé de tres días pueda viajar en avión a Estados Unidos, debido al tiempo necesario para obtener el pasaporte y a los riesgos para su salud. “No sé quién habló de un avión y además no viaja necesariamente a Estados Unidos. Sólo dije que volvía a su casa”, ha señalado Boisselier en una maniobra de despiste. “Ahí está”, ha declarado la científica ante la pregunta de si ello significaba que el domicilio de los padres estadounidenses de Eva está en otro país.

Una niña ‘normal’

Los análisis médicos deberán comprobar que el ácido desoxirribonucleico (ADN) de la niña es una réplica exacta del de su madre -una mujer estadounidense de 31 de quien se tomó un núcleo celular y se insertó en un óvulo-, lo cual demostraría que se trata del primer clon humano. “Si se toma una muestra el lunes, quizá para el fin de semana o comienzos de la semana próxima sabremos todos los detalles”, ha añadido la directora de Clonaid, una empresa dedicada a la biotecnología y relacionada con la secta ufológica. Según Boisselier, un pediatra ha certificado que “la niña está bien”.

La portavoz de Clonaid, Nadine Gary, tampoco ha revelado de qué parte de EE UU es la madre, dónde nació la niña ni a qué ciudad se espera que lleguen hoy. El pasado viernes, Clonaid anunció el nacimiento mediante cesárea de Eva, que pesó 3,15 kilos y, según la empresa, fue “producida” por clonación, una noticia que han puesto en duda numerosos especialistas y que ha reabierto el debate sobre la clonación humana.

Por otro lado, la Unesco ha pedido hoy en un comunicado que se realicen los esfuerzos necesarios para prohibir en todo el mundo la clonación humana con fines reproductivos. “Al margen de que se confirme o no, esta noticia nos recuerda la urgencia de hacer todo lo posible, tanto a nivel nacional como internacional, para prohibir experiencias que no sólo son científicamente arriesgadas, sino que además son éticamente inaceptables, puesto que constituyen un ataque intolerable contra la dignidad humana”, ha afirmado el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura.