EFE, – Buenos Aires – 03/09/1993

La policía de Argentina ha recuperado 268 niños que vivían en comunidades de los Niños de Dios -organización considerada una secta en ese país y prohibida desde 1988- y que estaban desaparecidos para las autoridades, ya que ni siquiera habían sido registrados legalmente. En la operación fueron detenidas 12 personas acusadas de explotación y abuso sexual de menores, incesto incluido. Las detenciones se produjeron el pasado miércoles como resultado de una docena de registros solicitados por un juez de Buenos Aires en otras tantas fincas de la capital argentina y sus alrededores.Los responsables de Niños de Dios habían desarrollado su propio sistema educativo y de provisión de alimentos; crearon “comunidades cerradas” y lavaron el cerebro a familias enteras”, según declararon las fuentes judiciales que participaron en la investigación.

La mitad de los 268 menores recuperados -con edades de entre tres meses y 16 años- son niños argentinos, pero también hay estadounidenses, canadienses, peruanos, brasileños, británicos y griegos, así como españoles, entre ellos una familia, compuesta por los padres y cinco o seis menores.

Los niños fueron trasladados a centros públicos para menores en Buenos Aires.