El País, Madrid – 12/07/2000

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) aseguró ayer, a través de un comunicado, que procederá “de inmediato” a retirar la publicidad que algunos autobuses madrileños portan actualmente relativa a la venta de un libro de la secta de la Iglesia de la Cienciología. El libro se titula Cienciología: los fundamentos del pensamiento. Y el anuncio que llevan los autobuses de la EMT en sus laterales y en la parte posterior, además de presentar unos globos aerostáticos levantando el vuelo, reza: “No se trata de lo alto que quieras subir… Se trata de saber cómo despegar”. El asunto fue destapado ayer por Diario 16, que denunció, además, que esta organización religiosa pidió en 1990 la inscripción en España como asociación y no la obtuvo. Añadía también que 17 miembros de la Iglesia de la Cienciología serán juzgados en septiembre en la Audiencia Provincial de Madrid por doce presuntos delitos.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) aseguró ayer, a través de un comunicado, que procederá “de inmediato” a retirar la publicidad que algunos autobuses madrileños portan actualmente relativa a la venta de un libro de la secta de la Iglesia de la Cienciología. El libro se titula Cienciología: los fundamentos del pensamiento. Y el anuncio que llevan los autobuses de la EMT en sus laterales y en la parte posterior, además de presentar unos globos aerostáticos levantando el vuelo, reza: “No se trata de lo alto que quieras subir… Se trata de saber cómo despegar”. El asunto fue destapado ayer por Diario 16, que denunció, además, que esta organización religiosa pidió en 1990 la inscripción en España como asociación y no la obtuvo. Añadía también que 17 miembros de la Iglesia de la Cienciología serán juzgados en septiembre en la Audiencia Provincial de Madrid por doce presuntos delitos.

Los responsables de la Empresa Municipal de Transportes aseguraron desconocer el polémico anuncio hasta la publicación de la noticia en la prensa. Estos mismos responsables explicaron que la campaña fue contratada por una agencia de exclusivas publicitarias y que en el anuncio exhibido no aparecían las palabras “iglesia” o “secta” ni ningún mensaje contrario a la Constitución o a “las normas elementales de convivencia”.

La EMT aseguró asimismo que hasta este momento no se había recibido ninguna queja o reclamación de terceros sobre el anuncio en cuestión. Por ello, a juicio de la empresa municipal, “ha sido imposible aplicar antes los mecanismos internos ni los previstos en la ley para la retirada del anuncio”. Al final del comunicado, de cualquier modo, los responsables de la EMT aseguraron “lamentar” la autorización de la publicidad de esta organización, cuyo libro se vende ahora en las librerías.No es la primera vez que la EMT se sitúa en el epicentro de la polémica debido a los anuncios que portan sus vehículos. En las navidades pasadas, la Organización Empresarial de Peleteros denunció que los autobuses madrileños mostraban una publicidad contraria a la venta de abrigos de piel, pagada por la asociación ecologista ANDA (Asociación Nacional de Defensa de los Animales). Sobre unas fotografías de zorros, la publicidad rezaba así: “El precio de los abrigos es una salvajada. Di no a la crueldad innecesaria de los abrigos de pieles”.

La EMT, ante la denuncia de los peleteros, reaccionó retirando los anuncios. Los argumentos que esgrimió el por entonces concejal de Circulación y presidente de la EMT, Fernando Martínez Vidal (PP), para justificar la retirada de los anuncios, hacían referencia al perjuicio a terceros. Según el edil, una empresa pública no podía perjudicar los intereses económicos de unos comerciantes privados.