EL PAÍS – Vitoria – 05/05/1998

Representantes de los departamentos de Cultura, Interior y Justicia tendrán que comparecer ante la ponencia que estudia las sectas en Euskadi, antes de que ésta redacte sus conclusiones y recomendaciones. La ponencia, que no se reunía desde hace tres meses, tomó ayer esta decisión para eludir el peligro de que su informe entre en contradicción o redunde en tareas que esté desarrollando el Ejecutivo. Después de haber escuchado a un buen número de especialistas, los componentes de la ponencia parlamentaria quieren disponer de la transcripción de las opiniones y datos que esos expertos han ido proporcionando en sus comparecencias. El presidente de la Comisión, el diputado de Izquierda Unida Juantxo Domínguez, se mostró confiado en que para junio la ponencia alcance un consenso que permita formular resoluciones y recomendaciones de actuación institucional y propuso para ello “desempolvar” medidas ya adoptadas en otros ámbitos legislativos, como el Congreso de los Diputados y el Parlamento Europeo, como base para el trabajo en lo que terminarán siendo las propuestas y para el desarrollo de esas medidas en el ámbito vasco.