El Semanario (Mexico), 8.04.2012

La Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), mejor conocida como Pare de Sufrir, está en proceso de ser exiliada del sistema financiero mexicano.

Al menos tres bancos notificaron la terminación de sus relaciones con el polémico culto unos días después de que su cofundador y Obispo principal, Edir Macedo Bezerra, y otros altos jerarcas de la IURD fueran acusados formalmente en Brasil por delitos financieros como estafa y lavado de dinero.

Primero, ante un amparo promovido por dicha Iglesia en noviembre, todas las autoridades del sector hacendario y el Banco de México negaron haber girado instrucciones a las instituciones financieras para romper con dicho culto.

Santander, Banamex e Ixe cancelaron cinco cuentas de cheques y una inversión a plazo fijo mediante oficios en los que advirtieron a la Iglesia que ya no podrían utilizarlas y que tenían que retirar los saldos.

Santander fue el primero que dio aviso de la revocación de la autorización para librar cheques de una cuenta de «Pare de Sufrir», mediante notificación del 20 de octubre de 2011.

«Ante esta notificación no presumí que se me estuviera negando el acceso al servicio que todo mexicano tiene de acceder (sic) al servicio del Sistema Financiero Mexicano», afirmó el representante legal de IURD cuando comenzó a litigar contra los bancos.

«Por este medio hacemos de su conocimiento que Banamex, por convenir a sus intereses, ha tomado la determinación de dar por terminado el contrato con usted y como consecuencia de ello procederemos a la cancelación de cuentas y servicios», informó otro de los bancos en un oficio fechado el 26 de octubre de 2011.

La asociación religiosa tenía tres cuentas de cheques –una de ellas en dólares– y una inversión a plazo fijo en Banamex.

«La cancelación se realizará a todas las cuentas y servicios que estén ligados a su número de cliente, en caso de que algún producto no se detalle en esta notificación se da por entendido que será cancelado», agregó el banco.

Finalmente, Ixe hizo una notificación similar el 9 de noviembre por conducto de una corredora pública.

«Le notificamos la cancelación de su cuenta de cheques, por lo que hacemos de su conocimiento que tendrá cinco días naturales a partir de la fecha en que reciba el presente aviso, para retirar en la Sucursal Palmas el saldo existente en su cuenta de cheques número 1638266-8», le informó el banco a la asociación.

El 28 de febrero, la Iglesia promovió un amparo contra Hacienda con el que busca frenar los avisos de los bancos.

Según la Fiscalía Federal de Sao Paulo, sólo entre 2003 y 2006, la IURD recibió donaciones por al menos 2 mil 295 millones de dólares.