Madrilanea (España), Iara Bura, 1.03.2013

El Paseo de Santa María de la Cabeza –dentro del barrio de Atocha– tiene algo peculiar. Hay una iglesia, distinta, que llama la atención. Su nombre es Familia Unida. Tiene su propio canal de televisión en TDT. El pastor hace conexiones por Skype a través de una pantalla gigante y se cobran los diezmos con tarjeta.

Acudir a una de las reuniones de Familia Unida, un grupo de cristianos evangélicos, resulta una experiencia interesante. El templo es un moderno inmueble. Sus paredes externas son negras y en colores llamativos se puede ver su eslogan, al lado de su símbolo de distinción: un corazón que lleva dentro una cruz. Al entrar hay dos pisos. En el primero un enorme hall iluminado con luces blancas de neón. Al fondo, una sala de reunión en forma de dúplex.

El primer piso es el más grande. Está formado por dos bloques de filas de butacas de madera y asientos rojos, separadas por un pasillo. Las filas están inclinadas, como si fueran el patio de butacas de una sala de cine. Desembocan en una tarima de baldosas grises de mármol. Sobre la tarima hay un atril con micrófono emplazado en el rincón derecho, detrás hay un proyector de grandes proporciones que cuando se despliega tapa una cruz de color oscuro. Y en el rincón izquierdo un músico, vestido de traje chaqueta, toca una melodía en un piano negro.

Los fieles empiezan a llegar. La mayoría de ellos son extranjeros. Hay muchos latinoamericanos y negros. También jóvenes. Saludan al pastor que es un brasileño blanco, parecen amigos que se han criado juntos. El clérigo habla español a la perfección pero conserva su acento. Su nombre es Walber Barboza y tiene 37 años.

Walber no sube a su atril, sino que se sitúa de pie debajo, a la altura de los fieles. Pese a ser el pastor, viste con un traje gris y camisa, no lleva hábito. Coge un micrófono y dice: «Venid todos aquí al centro, a mi alrededor». Los creyentes le rodean. El pastor comienza su reunión. Familia Unida es una iglesia que cree en los Evangelios, pero durante la hora de lectura de la palabra, Walber Barboza casi no los lee. Solo en una ocasión recita un versículo de II Crónicas, un libro bíblico del Antiguo Testamento y un texto del Apóstol San Pablo.

Diezmo que se cobra con tarjeta

«Vamos a abrir una nueva iglesia en Cuatro Caminos (Madrid) que ha costado 287.000 euros. Hemos abierto un nuevo centro en Sevilla (Madrid) que nos ha costado 533.000 euros. Necesitamos vuestra aportación», el pastor invita a los más de cincuenta fieles reunidos a que hagan su aportación económica, a que dejen su diezmo. La mayoría de ellos depositan monedas y billetes en cestas de mimbre que jóvenes ayudantes, mujeres y hombres, sostienen. Los hombres están vestidos con camisetas corporativas. Las mujeres llevan el pelo recogido, ropa elegante.

Algunas de ellas sostienen máquinas para cobrar con tarjeta. La ceremonia continúa. Pasados unos minutos Walber vuelve a hacer un llamamiento para recaudar dinero. Dice que el 8 de marzo  es el Día de la Mujer y van a realizar una reunión con mujeres maltratadas. Invita a los fieles a que donen 10 euros para regalarles un libro y «sacarlas del sufrimiento». «El libro lo dejamos separado y se lo damos cuando ellas vengan. Si quieres y puedes hacer ese patrocinio, por favor hazlo», «solo los portes han costado 150 euros», matiza el pastor. Tres seguidores se levantan para dar su aportación .

Momentos después el religioso accede a realizar una entrevista. Sube al segundo piso de la iglesia. Está lleno de habitaciones con escritorios y sillas. Parecen oficinas. Entra en una de ellas. Se muestra amable y responde a todas las preguntas.

—¿Cómo va a ayudar un libro a una mujer maltratada?

—Un libro es un regalo que le hacemos. Pero las mujeres necesitan apoyo psicológico, para eso tenemos una estructura y un proyecto mundial que se llama Rahab destinado a las mujeres maltratadas y víctimas de abuso sexual.

—¿En qué invierten el diezmo?

–Invertimos el 100% en la obra. Damos asistencia a los parados, tenemos una ONG que atiende a madres con hijos y problemas de drogas, tenemos bolsa de empleo, tenemos asociación con la Cruz Roja española y con el Banco de Alimentos de Madrid que nos apoyan.

—¿Cuál es su formación?

–Recibimos educación constante en nuestro Instiuto Bíblico de la propia Iglesia. Tuve formación en Atlantic Estados Unidos y en Lisboa. Aprendemos módulos, primero el básico y luego profundizamos. Llevo diez años en la obra

—Dicen que son evangélicos pero solo han leído un texto de II Crónicas y del Apóstol Pablo. El resto han sido consejos que usted ha dado

–Solo orientamos con un versículo por día para no generar mucha duda. Tratamos de orientar de una forma práctica para que la persona sepa cómo orientar su fe en la vida.

Utilizan las nuevas tecologías a la perfección

Familia Unida es un grupo que proviene de la institución Iglesia Universal del Reino de Dios (IURC), nacida en Brasil. Cuenta con más de seis millones de fieles en todo el mundo, es de carácter neopentescotal –creen en la experiencia del Espíritu Santo–y maneja altas cantidades de dinero, según analizan los especialistas en historia de las religiones Joseba Louzao y el catedrático Francisco Díez de Velasco. El fundador de la iglesia, Edir Macedo, ha sido clasificado como uno de los cinco pastores más ricos brasileños por la revista Forbes. El grupo tiene asesoría jurídica propia, 12 templos repartidos por toda la ciudad de Madrid, un programa de televisión que se emite a diario a las doce de la noche en InterTV, así como un periódico promocional que se llama Yo era así. Utiliza las nuevas tecnologías a la perfección y sus rituales son llamativos, se asemejan a un show televisivo.

El grupo religioso está inscrito en el Registro de Entidades religiosas del Ministerio de Justicia. Su nombre es el de Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, según informa su abogado. Familia Unida, como aparece en su actual página web, es solo un eslogan. Han tenido otros eslóganes, como Pare de Sufrir. Son cristianos evangélicos, pero no están registrados en la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE).

Jorge Fernández, responsable de comunicación y prensa de la FEREDE afirma que el grupo Familia Unida es una entidad conocida en todo el mundo, a pesar de que «van cambiado de nombre periódicamente. En algunos sitios y en algunas épocas se han conocido como Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, en otras Iglesia Unida del Reino de Dios que es un nombre más oficial, también Pare de Sufrir, que era el que usaban en España hace poco. Y ahora aparecen con el nombre Familia Unida». Fernández cuenta que un amplio sector de la Iglesia Evangélica «por no decir mayoritario», no lo considera como un movimiento evangélico auténtico porque «utilizan una serie de símbolos, objetos fetichistas a los que les dan un carácter mágico». Fernández se muestra rotundo cuando dice«lo mágico se aleja del Evangelio». Especifica que la FEREDE no tiene un gran conocimiento de sus prácticas «más allá que el que ven por televisión y las críticas de otros religiosos».

«Dios Papa Noel»

En un momento en el que grupo está reunido el pastor baja un proyector gigante. Cuelga encima de la tarima. El pastor conecta por Skype con una fiel. Ella comparte su testimonio con el resto de los creyentes. Dice que ingresó en Familia Unida por sus creencias, pero que trabaja gestionando contratos en una empresa. Al poco tiempo de entrar en la iglesia consiguió «reaccionar» y hacer contratos por valor de 72.000 euros para su compañía

El grupo se basa en la teoría de la prosperidad. Una teología que establece que si el «eres fiel a Dios te va a ir bien en la vida, vas a ser próspero, vas a estar saludable», recibir ciertas bendiciones materiales si se cumplen con requisitos de la iglesia. Si no se es fiel se acercará al «maligno», dice el experto Joseba Louzao. Especifica que a un español le puede parecer extraño la espectacularidad y prácticas del grupo, como la del dar el diezmo, pero que es «propio de su teología». Y además en sus reuniones no se obliga a los seguidores a donar dinero. FEREDE critica esta teoría porque esta imagen de «Dios Papa Noel» va en contra del Evangelio, informa Jorge Fernández.

Ante estas declaraciones el pastor Walber Barboza afirma que ellos no fueron los que inventaron a Papa Noel. Alguna voces, como la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas, los han calificado como secta. Pero lo cierto es que toda su actividad es legal. Y cualquiera puede asistir a sus reuniones.  El pastor dice que «secta es algo secreto. Nosotros tenemos las puertas abiertas para el que quiera entrar».