Cooperativa (Chile), 20.08.2012

Un tribunal de Sao Paulo condenó a la Iglesia Universal del Reino de Dios, mejor conocida como “Pare de Sufrir”, a pagar una indemnización de 10 mil reales (unos cinco mil dólares, 2,4 millones de pesos) por la agresión de un fiel en uno de sus templos tras confundir un ataque de epilepsia con una intervención demoníaca.

En 2011, Alcione Saturnino dos Santos asistió a un oficio religioso y comenzó a sufrir convulsiones, por lo cual fue agredido con golpes por representantes de la iglesia, que confundieron su enfermedad con una manifestación satánica, según publicó el sitio Jornal do Brasil.

Un juez de primera instancia sentenció por daños morales a la Iglesia Universal del Reino de Dios, aunque si bien el fallo fue apelado por la entidad religiosa, la justicia ratificó la condena en un fallo dictaminado la semana pasada y dado a conocer este lunes.

Dos Santos deberá ser indemnizado con 10.000 reales (unos 5.000 dólares) por las “agresiones físicas sufridas en el interior del templo religioso”, señala la decisión judicial.

La Iglesia Universal del Reino de Dios alegó falta de pruebas en su contra y pidió la anulación del fallo de primera instancia por considerar que le fue impedido su derecho a la defensa, argumentos que fueron rechazados por el tribunal por presentar el requerimiento fuera de plazo.