The Guardian, 20.08.1994, Sarah Boseley [Traducción de Miguel Perlado]

Ex-miembros de la Iglesia de Cristo de Londres temen que esta secta religiosa, que está registrando un rápido crecimiento, pueda estar planeando una fuerte campaña de proselitismo en el suroeste de Inglaterra tras una conferencia que tendrá lugar en la Universidad de Exeter este próximo fin de semana. El Vicerrector de Exeter, Sir Geoffrey Holland, ha manifestado públicamente la separación entre la universidad y los «métodos de captación y las actividades de la Iglesia de Cristo de Londres, que pueden resultar perjudiciales para el bienestar de los estudiantes».

La secta, que ha sido prohibida en muchos campus universitarios, tiene especial interés por estudiantes universitarios. Un manual para miembros afirma: «Si el Jardín del Edén era el paraíso para la Humanidad, entonces los salones de la Residencia son el paraíso de los cristianos evangelistas, puesto que en ellos se encuentra el mejor entorno imaginable para la búsqueda y la salvación de los perdidos.»

Durante las dos primeras semanas del semestre se urge a los miembros evangelistas a que conozcan una media de entre 10 y 20 personas nuevas cada día, a fin de atraerles a las reuniones de estudio de la Biblia.

La preocupación por el movimiento, cuyos grupos adoptan nombres locales, como la Iglesia de Cristo de Liverpool o de Birmingham, surgen a raíz de sus métodos autoritarios y al proselitismo que utilizan.