El Universal (México), 2.04.2009

Unos mil feligreses de la Iglesia Cristiana Restaurada atienden la predicación de su guía espiritual Jorge Erdely Graham. Es 1995. Entonces, Cancún es sede del retiro espiritual que como actividad estelar tiene justo este sermón del fundador, quien dicta cómo deben vivir el camino al “crecimiento espiritual”.

Todo esto quedó registrado en una serie de cuatro casetes titulada “Crecimiento espiritual”, que meses después se vendió entre un grupo de miembros de la iglesia. La Unidad de Investigación de EL UNIVERSAL obtuvo copia de dicha serie, así como seis cintas más en las que se escucha en acción al pastor Erdely Graham, el mismo que en entrevista con este periódico negó ser líder de la Iglesia Cristiana Restaurada, la cual, a través de asociaciones civiles, creó y administra decenas de albergues para menores como Casitas del Sur, a los que organizaciones no gubernamentales responsabilizan de la desaparición de 21 niños.

En las cintas, la voz de Erdely Graham recuerda a los predicadores religiosos que buscan adeptos a través de la televisión.

En las grabaciones ofrece el testimonio de su vida y su transformación “gracias a Cristo”, aparte de explicar cómo deben conducirse los miembros de su iglesia, cómo deben educar a los niños y por qué la sumisión de las mujeres. Increpa a otros grupos religiosos, desde católicos romanos hasta los que aceptan el “rock cristiano”. Se sirve de pasajes bíblicos y anima la oración colectiva.

La mayoría de las cintas fueron grabadas en 1995, cuando la Iglesia Cristiana Restaurada (fundada en 1989) tenía sus principales núcleos de congregantes en el Distrito Federal y Cancún, e iniciaba su proceso expansivo. (Una década después contaba ya con cerca de 20 mil miembros y presencia en casi todo el país, así como en Estados Unidos, Canadá, Cuba, Tailandia, España, Guatemala, Ruanda, Argentina y Venezuela. A finales de los 90, aseguran ex miembros consultados, Erdely Graham se marchó del país y sólo mantenía comunicación con otros pastores, entre ellos Sergio Canavati, Luciano Berúmen, César Mascareñas, Gerardo Tejada y Carlos Loredo.

Eduardo Escamilla, expulsado de la iglesia en 2006 “por estar en desacuerdo con varias acciones”, asegura en entrevista desde Venezuela, donde hoy reside, que Gerardo Tejada y Carlos Loredo “son los incondicionales de Jorge, ellos le sirven de escoltas cuando va a México y podrían estar cuidando a los niños”.

Doble vida

“Me llamo Jorge Erdely Graham”, se escucha en la cinta titulada “Testimonio de un ex Mr. México”, donde el fundador de la Iglesia Cristiana Restaurada narra pasajes de lo que, según él, fueron su infancia y juventud. “A los cuatro años viene un primer evento que tuvo un gran impacto en mi vida. Mi padre y mi madre se divorciaron. De los 4 a los 8 años no tuve padre”, cuenta, para aceptar que crecer sin un padre tuvo “consecuencias tremendas; el modelo que tomé para seguir fue la calle”.

Menciona que su madre se volvió a casar cuando él tenía 8 años. “Era un hombre que decía, ‘Jesucristo es mi señor’. Fue la primera vez que percibí la presencia del señor”.

Luego, en la adolescencia, “era un impío de 13 años… visitaba prostíbulos, cargaba navaja, me metía a las casas de Satélite y las deshacíamos, robábamos partes de carros, por el simple hecho de hacer maldad, porque necesidad no teníamos”.

Ante su absorta audiencia reconoce que llevaba “una doble vida”, porque era un buen estudiante, “tenía excelentes calificaciones, en mi casa no sabían nada, yo ya estaba medio loco, pero ellos no se enteraban”.

Así, a los 15 años “la violencia ocupaba un lugar importante en mi vida… Después de una pelea tremenda, dejamos a dos hechos pedazos por el Periférico. Pensé que había matado a uno. Al otro día fuimos al lugar… sólo encontramos un charco de sangre”.

Refiere que consumía mariguana, alcohol y alucinógenos hasta casi morir “por sobredosis”. A los 18 comenzó a levantar pesas, porque “era un flaquito; se burlaban de mi”, haciéndose adicto al ejercicio. “Me dije, ‘quiero ser Mister México, quiero tener el mejor físico… Quiero ser campeón en algo’”. Se coronó como Mister México Juvenil.

Antes de ser pastor

En una de las cintas narra el momento en el que decidió “aceptar a Cristo” y “convertirse” al cristianismo. “Me propuse orar. Leía una hora al día… Empecé a notar algo en mi vida. Era estudiante y trabajaba en el hospital. Tenía paz para con Dios”.

Dice que estudió en la UNAM, donde golpeó a un profesor: “En plena clase me paré y le di; después hice que lo corrieran, porque yo tenía influencias”. Con la anécdota ejemplifica cómo se transformó de un hombre violento a uno tranquilo. “Cristo transforma”.

“Garrotazos” y  “sujeción”

En las cintas se escucha a Erdely Graham levantar la voz en frases como ésta: “¡Cuando no hay confianza en Dios se peca hasta cuando se come, se peca hasta cuando se respira!”.

En la predicación “El secreto de una vida victoriosa” instruye sobre cómo corregir a los niños. Advierte: quien corrige sin fe “después se queja, de que por más que les doy, no se corrigen. Ya llevo cinco meses dándole y no se corrige. Sin fe es imposible agradar a Dios. Porque Dios no sólo dijo que lo corrijas, sino que creas en él. Y cuando tú haces las cosas confiando en él, tú le das y además el espíritu santo empieza a motivar a ese niño”. Los “garrotazos”, dice, son “un medio para restringirlo… Es una rienda que se le pone al niño y que es necesaria”.

Enseguida menciona “la vara” con la que, de acuerdo con testimonios de ex miembros de la iglesia, se golpea a los niños: “En el caso de la corrección de los hijos, la vara se convierte en un medio de gracia y no simplemente en una corrección física. Es un medio a través del cual Dios va a hacer al niño meditar sobre ciertas cosas”.

Predica sobre la “importancia” de la “sujeción de las esposas”, la cual debe ser “un respeto genuino hacia el marido”. Las esposas, dice, tienen que mostrar sujeción hacia el esposo “con fe”, no fingida ni forzada; “tiene que ser de corazón. Ella va a ser muy bendecida siempre que esté viviendo en la sujeción que la Biblia le marca”.

Palabra de pastor

Erdely Graham es conocido por sus libros (Explotación de la fe  y Pastores que abusan) dedicados a analizar a grupos religiosos como los Legionarios de Cristo o la Luz del Mundo. En sus predicaciones afirma que hay pastores que guían mal los pasos de sus iglesias.

Se sitúa en el papel de profeta y dice que “van a empezar doctrinas que fortalecen la carne”, como “muchos grupos cristianos que están entrando en apostasía. Por ejemplo, los que respaldan el rock cristiano”. Jorge Erdely Graham asegura que una secta o un líder charlatán “puede dejar medio dañado” a quien lo escuche.

“¿Dónde están los menores?”

Es la Iglesia Cristiana Restaurada, a través de la organización Reintegración Social, la que tenía la custodia de los niños desaparecidos en los albergues Casitas del Sur y así lo han promovido ante los tribunales del DF; eso es un “hecho que es indiscutible”, exclamó el procurador Capitalino Miguel Ángel Mancera.

“La pregunta y lo que dio tema a los delitos de retención y sustracción de menores, es ¿dónde están los menores?”, así respondió el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) a las declaraciones que desde Manhattan, Nueva York, realizó el líder de la Iglesia Cristiana Restaurada, Jorge Erdely Graham.

Aunque el procurador mencionó que ésta es una nueva versión del caso Casitas del Sur con implicaciones políticas y religiosas, dijo que  que cada semana se va creando una nueva.
Aseguró que no se van a detener las acciones y que la Procuraduría capitalina va a llegar hasta donde tenga que llegar.

Sin embargo, no aclaró por qué no hay detenidos ni órdenes de aprehensión hasta este momento.

“Mucha gente ha mencionado a este señor (Erdely) como líder religioso, mucha gente ha referido conocerlo, no son inventos de la Procuraduría; todo lo que expongamos ante los tribunales son constancias directas y testimonios reales que existen.

Asimismo, Mancera Espinosa confirmó que existe una nueva denuncia de hechos y no una denuncia por secuestro en contra de Elvira Casco Majalca, ex directora de Casitas del Sur, realizada por Trinidad Espinoza Sánchez, de 21 años de edad, mamá de un bebé llamado Jesús Alejandro, desaparecido de Casitas del Sur. Con este caso sumarían ocho los menores extraviados.

El procurador aclaró que este pequeño fue trasladado dos veces del albergue temporal de la PGJDF a Casitas del Sur, porque la familia solicitó convivencia, durante poco más de un mes y posteriormente ya no hubo solicitud y fue reintegrado al albergue.