El Universal (México), 2.03.2009

Durante años, un domicilio ubicado en la Supermanzana 60, colonia Aguas Negras, Cancún, ha sido identificado como sitio de reunión de Los Perfectos, como se conoce a los congregantes de la Iglesia Cristiana Restaurada.

Ayer, día de encuentro que dedican a las alabanzas a Dios, José Raymundo Santos y Luis Álvarez, coincidieron en negar que ese sea sitio de reunión de dicho grupo religioso, relacionado desde años atrás con el albergue infantil La Casita, con el adoctrinamiento, retención y desaparición de infantes en Cancún, Ciudad de México, Monterrey y San Luis Potosí.

Ambos, quienes asumieron que podían hablar en nombre de los congregantes, aseguraron que ese domicilio —en cuya puerta se lee que está prohibido entrar a filmar, grabar y tomar fotografías o ingresar con cámaras y que se “reservan el derecho de admisión”— funge en realidad como centro de estudios bíblicos, que no atiende a ninguna denominación cristiana en particular.

Del caso de Los Perfectos y su relación con La Casita, dijeron saber sólo lo que “se menciona en los medios”, aunque aceptaron conocer a Patricia Seoane, directora de la casa hogar, y a Leydi Campos Vera, representante legal del albergue, figuras clave que unen ambos temas.

Sólo Álvarez acotó que las conoce, que acudían a ese domicilio cada domingo, y que no han vuelto más. “Tiene mucho que no vienen por acá”, sostuvo.

Él mismo declaró que conoce, no personalmente, pero sí a través de sus libros, a Jorge Erdely Graham, identificado como líder y fundador de esa Iglesia.

Santos y otros asistentes al lugar, salieron a tomar fotografías y videos al par de medios que acudió al lugar para conocer su versión acerca de la campaña iniciada en esta ciudad, en donde se les exhibe como un grupo religioso “peligroso, manipulador, que induce al suicidio, que usa y violenta el secreto confesional para desprestigiar a los adeptos que se rebelan”, según lo expuesto en algunos volantes.

Al respecto, optó por omitir cualquier declaración, mientras que Álvarez respondió que “no es la primera vez que se dice que somos muchas cosas, pero nosotros sólo nos reunimos aquí cada domingo, como centro de estudios bíblicos”.

Durante las entrevistas, a mitad de la calle, reinó el desconcierto entre los asistentes al centro religioso, al cual llegaron madres de familia, quienes se han adherido a la campaña informativa iniciada por ex integrantes de Los Perfectos, para dar a conocer quiénes son y qué hacen.

Un trío de mujeres se encaró con Raymundo Santos, a quien cuestionaron el hermetismo con el que se manejan en ese domicilio.

“Estamos aquí porque somos madres preocupadas por lo que está sucediendo con esta religión ligada con la desaparición de varios niños. Venimos y ¡no nos dejan ni asomar! ¿qué esconden?”.