Agencia EFE, 9.02.2012

La hermandad sacerdotal Pio X, que sigue las enseñanzas del obispo cismático francés Marcel Lefebvre, ha ordenado a seis exorcistas, según informó hoy el responsable del seminario de la secta en Zaitkofen (sur de Alemania), Stefan Frey.

Frey dijo que se trata de algo frecuente cuando se hacen ordenaciones menores, aunque para ejercer el exorcismo los seis seminaristas tienen primero que ser ordenados como sacerdotes y además recibir una autorización expresa del obispo competente.

La Iglesia Católica ha criticado recientemente la ordenación de sacerdotes en Zaitkofen debido a que ni el papa ni el obispo de Ratisbona han dado autorización para ello.

El exorcismo es una práctica que tiene como propósito mantener alejados a presuntos demonios o expulsarlos del cuerpo de personas consideradas “poseídas”.

En Alemania hubo un caso muy discutido en 1976 cuando una epiléptica de 23 años murió de hambre después de haber sido sometida a una serie de sesiones de exorcismo con autorización del obispo de Wurzburgo.

Los lefebvristas rechazan las reformas de la iglesia realizadas tras el Concilio Vaticano II y las tendencias liberales en la teología.