Expansión, 20.05.2008

La empresa de compuestos dietéticos vuelve a ser noticia en Wall Street por sus caídas, aunque en menor magnitud que semanas atrás. Las nuevas acusaciones sobre un presunto exceso de plomo en seis productos de Herbalife restan un 4,7% a su cotización, a pesar de los desmentidos oficiales de la compañía.

Unas informaciones divulgadas por un grupo privado estadounidense han reavivado la polémica sobre los productos de Herbalife, y han devuelto el nerviosismo a algunos de sus accionistas.

La empresa cotizada en Wall Street ha comenzado la jornada con descensos que han llegado a acercarse al 5%. Un mes antes, sus títulos se desplomaron un 12% en sólo dos días, coincidiendo con las advertencias lanzadas por el Ministerio de Sanidad español.

En las últimas horas son las acusaciones del Instituto de Hallazgo del Fraude las que han reabierto el debate. Este grupo privado estadounidense sostiene que al menos seis suplementos alimentarios comercializados por Herbalife contienen cantidades peligrosas de plomo.

La compañía ha respondido a estas acusaciones. Destacan que aunque los reguladores estadounidenses “no han nestablecido un límite general sobre el plomo en los alimentos”, “nosotros estamos dentro de sus directrices recomendadas”.