AGENCIAS – París – 10/09/1999

La ministra francesa de Justicia, Elisabeth Guigou, sugirió ayer la posibilidad de que su Gobierno prohíba la Iglesia de la Cienciología, después de que trascendiera la desaparición de numerosos documentos legales incluidos en dos sumarios contra el grupo. “Las sectas son extremadamente poderosas, y ésta lo es en particular, y creo que debería impedirse que hiciera ningún daño”, declaró la ministra a la emisora RTL.

Cuando los periodistas preguntaron a Guigou acerca de una petición de prohibir la Iglesia de la Cienciología en Francia la ministra dijo: “Creo que realmente se puede plantear esa medida”.Ayer mismo, el abogado Alain Behr denunció la desaparición de varios documentos legales incluidos en un sumario contra un miembro de la Cienciología. Según el letrado, los documentos habían desaparecido mientras el archivo con el sumario judicial era trasladado desde un juzgado de Verdun, al este de Francia, a otro de Caen. Este extremo fue desmentido por el fiscal de Caen, Eric Enquebeck, que aseguró que algunos documentos habían sido retirados del archivo por orden judicial, debido a que habían sido obtenidos en condiciones irregulares. Enquebeck añadió que otros de los documentos supuestamente desaparecidos estaban en realidad a punto de ser transferidos de un juzgado a otro. El caso examina la denuncia presentada por una joven acólita de la Iglesia de la Cienciología, que asegura que su madre trató de secuestrarla para forzarla a dejar la organización.

Guigou prometió hacer públicos los resultados de otra investigación sobre desaparición de documentos legales en un juzgado de Marsella, en un caso abierto por fraude contra otros miembros de la Cienciología. El fiscal de este último caso afirma que varios documentos que contenían información sobre las cuentas bancarias de la organización y sobre sus miembros fueron tirados a la basura el año pasado por unos oficiales del juzgado que los confundieron con los papeles de otro caso que ya había sido cerrado.

Y esos dos incidentes vienen a añadirse a otro escándalo similar ocurrido en París en octubre pasado. En aquella ocasión, los letrados de la acusación denunciaron la desaparición de importantes archivos pertenecientes a un voluminoso sumario por fraude contra miembros de la Iglesia de la Cienciología.

La comisión interministerial que investiga a las sectas ha expresado su “estupefacción” por las repetidas pérdidas de documentos, y cree que no son una coincidencia. Según la comisión, los hechos “vuelven a poner sobre la mesa la duda sobre si ciertos servicios del Estado pueden estar infiltrados por miembros de las sectas”.

La Iglesia de la Cienciología ha rechazado repetidamente cualquier responsabilidad en las desapariciones de documentos. En los Estados Unidos, esta organización está reconocida como una congregación religiosa, pero no así en Francia. Los miembros del grupo se quejan de estar siendo sometidos a una persecución en este país.

La Cienciología fue fundada en 1954 por el escritor Ron Hubbard. La propia organización calcula que cuenta con ocho millones de acólitos en el mundo, de los que 4.000 son franceses.