Cadena SER Baleares (España), Lucía Bohórquez, 20.03.2019

Descodificación, Escuela de Transformación Personal, movimiento Ashram Shambala. Nombre ligados a determinadas pseudoterapias que presentan un riesgo para la salud mental y del bolsillo de quienes entran de lleno en ellas. En Baleares alrededor de una treintena de grupos sectarios han extendido sus tentáculos, en ocasiones con ramificaciones internacionales, y han desplegado su actividad con atractivos como las promesas de sanación o mejora personal. Son datos que maneja el miembro fundador de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico, el psicólogo experto en sectas Miguel Perlado.

En las islas, alrededor de una treintena de grupos de este tipo están activos actualmente. Los grupos pertenecen a tres grandes bloques diferenciados. Por un lado, los que se manejan en el ámbito de la sanación, la mejora personal, el coaching y el autoconocimiento. Por otro, los grupos que promueven prácticas paganas relacionadas con la brujería como La Wicca y los rituales afrocaribeños vinculados a la santería.

Y un tercer bloque que, según Perlado, ha cogido fuerza en los últimos años en las islas. Estos nacen a partir de determinadas pseudoterapias y utilizan sustancias alucinógenas durante los retiros espirituales que organizan. “Estamos observando el desarrollo y proliferación de grupos que tienen que ver con la toma de ayahuasca y sustancias alucinógenas como forma de estimular pretendidos viajes trascendentes o de ampliación de la conciencia y enmarcándose esto en contextos sectarios donde el tóxico se emplea para ir doblegando más la voluntad y aumentando los grados de control” ha señalado.

Mercado en expansión

Perlado señala que las pseudoterapias actúan en ocasiones como puerta de entrada a este tipos de grupos sectarios, que utilizan un lenguaje terapéutico y sanador para lograr el acercamiento psicológico a la víctima. Una vez ha sido captada, la fuerte dependencia que se crea con el gurú y el resto de miembros del grupo, así como una puesta en escena casi empresarial, hace muy difícil desengancharse.

“El hecho de que se combine un contexto sectario, se suma el efecto de las sustancias alucinógenas que se ponen en marcha a través de retiros, actividades y una puesta en escena casi casi empresarial, el hecho de que haya sustancias tienen un efecto potenciador innegable” afirma Perlado, que señala que se activan “los grados de control y el debilitamiento de las capacidades de las personas”.

Un mercado en plena expansión, afirma Perlado, que advierte del riesgo de determinados grupos que en muchas ocasiones se disfrazan mediante talleres y charlas. “Desde la conocida biodescodificación, que ha tenido un desarrollo sin igual por numerosos ámbitos paraterapéuticos a otras propuestas como la Escuela de Transformación de Inner Mastery, donde se hacen mezclas de ayahuasca y supuestas terapias para el crecimiento personal” destaca. También habla Perlado de grupos como la Escuela de Ashram Shambala, que realiza talleres de “empoderamiento de mujeres” y que cuenta con un alto grado de riesgo “para la salud propia, mental y la del bolsillo”.