La Opinión de Murcia (España), M.Ángel Martínez, 1.03.2015

El I Encuentro Nacional de Profesionales, Familiares y Exmiembros de Sectas, tendrá lugar en Barcelona los próximos días 6 y 7 de marzo de 2015, y en él se abordarán temas como ‘Reflexiones sobre el Método Grinberg’, ‘Los Testigos de Jehová como desestabilizadores familiares’, ‘Opus Dei y derechos humanos’ y ‘Consecuencias de haber pertenecido a una escuela de Kinesiología abusiva’. Un fenómeno que sigue creciendo a diario, como alerta el psicólogo Miguel Perlado.

¿Cuál es el objetivo del I Encuentro Nacional de sectas que se va a celebrar en Barcelona?

El objetivo es reunir un foro de profesionales sobre el tema, darle voz a los exmiembros de algunas sectas y crear una zona de debate. Quien ha pertenecido a una secta suele quedar muy dañado psicológicamente y con muchos temores, por lo que necesitará ayuda externa para salir adelante tras esa terrible situación.

¿Cuántas sectas hay en Murcia?

En Murcia hay entre 16 y 22 sectas, además de otros grupos pequeños que no son considerados aún como tal. Algunas de estas organizaciones también tienen sedes en otras ciudades. Son de ámbito nacional muchas de ellas.

¿Qué tipo de personas frecuentan las sectas?

Las que el grupo decide. Es el conjunto de los miembros el que decide quién puede formar parte de la organización de la secta. Antes eran adolescentes la mayoría de los miembros, pero ahora ha cambiado. El perfil de persona que es captada por una secta es la del joven idealista con ganas de ayudar a los demás, y en general, tienen estudios superiores, a diferencia de lo que la mayoría de la gente puede pensar. Para nada los miembros son personas de bajo nivel intelectual, cultural o socio-económico, sino todo lo contrario.

¿Hay menores?

Sí hay menores, pero no en todas. No todas admiten a menores. Una de las cosas buenas que tienen los menores para las sectas es que son personas más moldeables y fáciles de persuadir. En algunas de ellas buscan chicas y chicos jóvenes porque son más puros y sirven como una nueva generación. Los menores que tienen un nivel de adoctrinamiento mayor son aquellos que ya han nacido en el núcleo de una secta, y que por tanto, no tienen una visión del mundo diferente a la que la organización les ha impuesto.

¿Tan persuasivos son sus mensajes?

Sí lo son. Te ofrecen ayuda para que cambies tu forma de ser, te enseñan a ser mejor persona de lo que eran antes, desmontan tu pasado y te hacen creer un futuro nuevo en el que nada se parece a tu anterior vida, te hacen ver la visión de un nuevo mundo. Su primera forma de persuasión siempre es a través de las emociones, después los comportamientos pueden llegar a ridiculizar a las personas y hasta castigos disciplinarios si no tienes un buen comportamiento. Ellos te controlan desde el principio, pero te hacen creer que eres tú y que eres libre de decidir. En muchas ocasiones chantajean a sus miembros para que no abandonen la organización mediante charlas y adoctrinamiento.

¿El fin de todas las sectas siempre es el dinero?

Por supuesto. El dinero es la fe que mueve la maquinaria sectaria. Parte del cambio de las personas que son captadas por las sectas es por motivo económico. Los adolescentes no suelen disponer de mucho dinero, y por ello, ya no interesan a los jefes de estas organizaciones. En los últimos diez años se interesan más por un perfil de persona joven, entre 25 y 35 años, con un buen nivel socio-económico y cultural.

¿Cuáles son las sectas más peligrosas?

No se puede decir que existen unas sectas más peligrosas que otras. La diferencia suele estar en el nivel de persuasión que contienen sus mensajes y el nivel de manipulación que podamos encontrar en ellas. Todas suelen tener una forma de actuar muy parecida, aunque sí es cierto que hay diferencias entre todas ellas, sobre todo en el nivel de mecánicas subjetivas.

¿El Opus Dei y los Testigos de Jehová también son sectas?

Sí, los podríamos considerar sectas, ya que muchos de sus mensajes y modos de persuasión son idénticos a los de la mayoría de estos grupos. En el caso de los Testigos de Jehová existe una imposición ideológica, además crean un gran daño en las relaciones familiares y los miembros que salen lo hacen de una forma muy aislada
por el resto de la comunidad. El Opus Dei tiene una estructura más compleja. A muchos de sus fieles les da vergüenza abandonar el movimiento.

Utilizan métodos subjetivos de persuasión. También existen nuevos movimientos como el Método Grinberg, en el que camuflado entre clases de ejercicio y talleres para mujeres, se encuentra una de las nuevas formas que las sectas están adoptando en todo el mundo. Según las personas que practican este método obtienes una mejor salud y te sientes mucho más libre como ser humano.