PABLO X. DE SANDOVAL – El País, Madrid – 19/09/2004

Una multitudinaria fiesta a la americana, incluidos tres cuartos de hora de swing en directo, sirvió ayer de marco para inaugurar la nueva sede en Madrid de la Iglesia de la Cienciología, una organización religiosa internacional con origen en EE UU. La presencia de la megaestrella de cine Tom Cruise, conocido practicante de esta confesión, reunió en torno a la nueva sede a más de un millar de personas.

Después de tres horas de espera, Tom Cruise se levantó de su silla en primera fila a las siete de la tarde, subió al escenario de un salto muy aplaudido y saludó con un “adoro y amo a este país y a su gente”. Cruise habló 10 minutos en español y explicó su experiencia como miembro de esta organización desde hace 20 años. “Me ayudó a encontrar la paz”, dijo. Así, presentó su éxito personal y empresarial como “el resultado de ser cienciólogo y tener herramientas” que “pueden resolver los problemas de la vida”.

La Iglesia de la Cienciología propone a sus fieles un método científico para encontrar respuestas a los problemas del hombre. Se basa en los escritos de L. Ron Hubbard (1911-1986), un escritor de ciencia-ficción que en los años cincuenta alcanzó un enorme éxito editorial con el libro de autoayuda Dianética, que luego sería pieza fundacional de la Cienciología.

La Iglesia de la Cienciología se inscribió por primera vez en el registro de asociaciones de España como Asociación Civil de Dianética en 1981. Hasta ahora, ocupaba un discreto piso en la calle de la Montera. Ahora se ha establecido en Santa Catalina, 7, un edificio art déco de cuatro plantas (más de 3.600 metros cuadrados), de los años veinte, en pleno barrio de Las Letras. Se encuentra a dos calles del Congreso de los Diputados, al lado del Ateneo de Madrid y enfrente de la sede de la ONCE. La organización compró el inmueble hace dos años por nueve millones de euros y ha invertido tres en su reforma. Todo, según sus responsables, gracias a donaciones de sus fieles.

La sede central de la Cienciología a escala mundial se encuentra en Los Ángeles, California, donde tiene pleno reconocimiento como iglesia. En España, sus líderes fueron procesados en 1984 y acusados de asociación ilícita y amenazas, entre otros delitos. En 2001, la Audiencia de Madrid absolvió a todos ellos. El proyecto de la nueva macroiglesia empezó tras esta sentencia, que exoneró a los acusados de los cargos y declaró que en España existe libertad religiosa. Esta sentencia protege ahora a esta organización, investigada por estafa en Francia o Alemania, de ser calificada como secta. La Cienciología no está reconocida como religión en España. El Supremo le denegó esta condición en 1994.