F. SALES El País,  Barcelona – 30/11/1988

Un número aún no determinado de familiares de adeptos y seguidores de la Iglesia de la Cienciología y de sus ramas Dianética y Narconon han presesentado ante la policía y el juez denuncias contra esta secta por supuestas irregularidades durante el período de tratamiento e internamiento en la institución. Por otra parte, el Ayuntamiento de El Espinar (Segovia) ha clausurado un centro de Narconon en el distrito de San Rafael que carecía, al parecer, de las debidas licencias municipales.

La Asociación Pro Juventud -dedicada a la lucha, control e investigación del fenómeno sectario en España- ha decidido también personarse en el sumario abierto por el juez de Madrid José María Vázquez Honrubia contra la Iglesia de la Cienciología y las asociaciones vinculadas a esta secta.La abogada barcelonesa María Ángeles Lozano ha recibido el encargo de Pro Juventud de personarse en el sumario. La letrada se trasladó ayer a Madrid para entrevistarse con el juez Vázquez Honrubia, conocer personalmente el estado de las diligencias y evaluar la forma más efectiva para ejercer de acusador en el sumario seguido contra los responsables del grupo.

María Ángeles Lozano tiene también la intención de entrevistarse con familiares de seguidores y adeptos a la Iglesia de la Cienciología, y ofrecer su apoyo o coordinar esfuerzos para la acción legal. Lozano ya colaboró hace tres años con la Asociación Pro Juventud en un pleito judicial planteado contra la secta CEIS -Centro Esotérico de Investigaciones- para recuperar la tutela de los menores que vivían en el seno de la organización. La letrada logró que fueran apartados de la secta y entregados a sus familiares.

 

 

Sin licencia

 

 

Mientras, el Ayuntamiento de El Espinar (Segovia), gobernado en coalición por el CDS y la DC, ha ordenado el cierre de un centro de recuperación de toxicómanos que Narconon tenía abierto en el distrito de San Rafael sin las oportunas licencias municipales, informa Aurelio Martín.

 

 

Según el teniente de alcalde, Juan Zamorano, del CDS, la Policía Municipal elaboró un informe en el que se indicaba que Narconon estaba realizando actividades relacionadas con la rehabilitación de toxicómanos en un chalé ubicado en distrito de San Rafael, y que se encontraban en tratamiento unos diez jóvenes de entre 17 y 25 años. A la vista del informe, la comisión municipal de gobierno acordó el lunes el cierre inmediato de las instalaciones por carecer de permisos municipales.

Narconon había solicitado licencia municipal para abrir un centro en San Rafael, pero el Ayuntamiento no había tomado, lecisión al respecto. Zamorano ha señalado que este centro funcionaba sin haber recibido autorización, ni siquiera la de los Servicios de Bienestar Social de la Junta de Castilla y León, por lo que han procedido al cierre de las instalaciones.

Este periódico no pudo localizar ayer a Santiago Vadillo, presidente de Narconon en España, para que se pronunciara sobre la cuestión. Un miembro de Narconon en San Rafael se limitó a decir por teléfono que la cuestión era mentira.

Para la apertura de un centro de rehabilitación de toxicómanos es necesario contar con un permiso del Gobierno autónomo, quien tiene las competencias en la materia.

Sin embargo, según Pablo de Francisco, coordinador de drogodependencias de la Junta de Castilla y León en Segovia, Narconon no se ha dirigido a los Servicios Territoriales de Bienestar Social de la Junta para solicitar autorización de inicio de actividades como comunidad terapéutica. Narconon tiene otro centro abierto en Cadagua (Burgos).