El País (Viena), Vivianne Schnitzer, 2.03.1995

Una sentencia de un tribunal de Linz ha causado sorpresa y cierta burla, al reconocer la existencia de los espíritus. La juez del pleito, sostenido entre dos líderes de sectas, dictaminó que el espíritu de Ramtha, de 35.000 años, pertenece a la ciudadana norteamericana Judy Knight y que ella es su única embajadora en el mundo de los vivos.La sentencia sentó un precedente judicial, que los medios pueden tener “contactos parapsicológicos con espíritus”. Judy Knight, que asegura que se ha comunicado con Ramtha desde 1978 y ha extendido su mensaje en libros traducidos a varios idiomas, vídeos y casetes, ha organizado además seminarios y terapias de grupo en varias ciudades europeas. Sin embargo, hace dos años, la alemana Julie Ravel, líder de la secta Oasis de la Luz, que está instalada en un castillo cerca de Linz, también aseguró que había recibido los mensajes de Ramtha.

En primera instancia, Knight -que inició el pleito- obtuvo los derechos exclusivos sobre Ramtha en Austria. En la sentencia, la juez María Friedinger argumenta que la demandante “es desde hace muchos años una médium y se ocupa de un ser espiritual que ella nombra como Ramtha. Judy Knight realiza la canalización y tiene con Ramtha contacto parapsicológico”.